LOS KUSTODI0S DEL N0-DI0S (Stellaris)

  • Crusader Kings III Available Now!

    The realm rejoices as Paradox Interactive announces the launch of Crusader Kings III, the latest entry in the publisher’s grand strategy role-playing game franchise. Advisors may now jockey for positions of influence and adversaries should save their schemes for another day, because on this day Crusader Kings III can be purchased on Steam, the Paradox Store, and other major online retailers.


    Real Strategy Requires Cunning

This thread is more than 5 months old.

It is very likely that it does not need any further discussion and thus bumping it serves no purpose. If you feel it is necessary to make a new reply, you can still do so though.

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Interludio Tres: El Imperi0 Kustodi0 debe caer…

- …porque son seres realmente despreciables, si es que realmente pueden considerarse seres como tal. Aberraciones pseudocibernéticas malvadas. Perturbados, fanáticos devotos del sufrimiento, propio y, sobre todo, ajeno. ¡Están profundamente enfermos!. Su imperio, ese régimen ultraespecista, representa una absoluta ofensa a la paz, a la estabilidad y al progreso socio-tecnológico de toda la galaxia. Y ya se extiende durante demasiado tiempo. Mientras haya una sola especie, un solo individuo o entidad colectiva, bajo el dominio de tal engendro político-teocrático, ningún ser vivo racional debería sentirse feliz o realizado. Ninguno de nosotros, especialmente, como máximos responsables de la Alianza más fuerte entre los imperios modernos.”

nRORuJX.png


- ¡Son unos asesinos despiadados, torturadores devotos, xenófobos intransigentes y esclavistas sin escrúpulos!. Y lo que es peor, si cabe, una amenaza directa a nuestros propios intereses…cada vez más grande. El imperio Kustodi0 debe desaparecer para siempre, eso no es negociable, Nuvoll. Tenemos que hacerlos “kaer”. ¡Y tiene que ser cuanto antes!

Z0YNl0R.png


Ichika Sasaki se había dejado llevar una vez más por su pasional carácter. Su mayor virtud y su peor defecto, como decían quienes mejor la conocían. La máxima representante de la democracia moral polymauthópica se había acabado levantando de su flotante ergoasiento, elevando la voz varios tonos por encima de lo que resultaría cortés y educado en una reunión de tal importancia. Al percatarse de su comportamiento, en parte por las gráficas de temperatura, humedad y ondas beta emitidas por el djomar que le transmitían sus verdes ciberojos y, en parte, por el elocuente mensaje que le había enviado la Mente directamente a través de sus implantes cerebrales: “¡La estás cagando ahora, Ichi! Reconduce la conversación”.

La polyhumana decidió entonces relajarse, inoculándose a sí misma una buena dosis de “Buen Rollo, pero Mente Despejada”, una droga endógena autogenerada por su propio cerebro genéticamente modificado, y que era de sus favoritas desde que se había sometido a su reciente cambio de sexo voluntario. Este era un procedimiento relativamente habitual y común en la vida de un humano polymauthopa, tanto en la capital Mirati como en cualquiera de sus otras dos colonias, ya que gozaban de una total libertad en su polyutópica sociedad, que incluía también, por supuesto, la elección de género.

Q5SijUb.png


Pero el sistema endocrino de Ichika aún estaba trastornado por el fuerte tratamiento de hormonanobots- a los que se había tenido que someter para recuperar el sexo femenino, que era con el que realmente había nacido. Tras experimentar la vida como un hombre llamado Gurgeh El-Bonko durante un par de décadas, había decidido que el resto de su vida prefería volver a ser mujer. Parecía ser que algunos rivales políticos más conservadores y la Virtuoprensa no se habían tomado demasiado bien que se sometiese al procedimiento unos días antes de la reunión. Lo habían calificado de “temerario”. No solo por los efectos en ella, sino porque no sabían en realidad cual sería la opinión de los djomar al respecto.

Tras respirar profundamente, la humana se arregló un poco su ceñido vestido, fabricado con un neotegumento ultraflexible que se le ajustaba al cuerpo cual guante de látex a un cirujano de la antigüedad, ayudando a resaltar sus ya de por sí voluptuosas curvas, y que estaba adornado con múltiples holoentópticos de diferentes y cambiantes motivos, en este momento unicornios y querubines, imágenes virtuales que “bailaban” a su alrededor entre una lluvia de luces multicolor. Después, transmitió una orden a las robot-ciérnagas de diseño sidimati, que inmediatamente empezaron a proyectar una proyección tridimensional que envolvió toda la sala de reuniones con una malla virtual de esferas, líneas y colores que representaban fielmente el estado geopolítico del norte de la galaxia-anillo.

LZgCSjE.png


Se trataba, más concretamente, de un mapa de la zona de la galaxia conocida como Páramo Traxis, territorio en disputa desde hacía más de una década entre los miembros de la Alianza Norte y los Kustodi0s, tras la “desaparición” de la Crisálida Orucchia, que había controlado todo aquel territorio previamente a su caída y desaparición. Toda la zona aparecía ahora con el color púrpura del Imperi0 Kustodi0, que había vencido a los djomar en una sucia guerra fría, mediante el empleo de, en primer lugar, una sarta indiscriminada de puestos avanzados fronterizos.

pk47TjT.png


Y, después, colonizando directamente los planetas existentes en la zona, aprovechando las nuevas características de habitabilidad de sus subespecies, conocidas como Oscurecid0s, generados por el extraño evento que habían sufrido hacía unos años en su sistema capital, el Oj0 de Di0s.

uXAJnt0.png


El famoso encuentro con “su querido N0-Di0s” que había acabado destruyendo la estrella del Oj0 y convertido en mundos-tumba todos los planetas del sistema. Ichika y los suyos estaban seguros de que se trataba de algún tipo de ser alienígena de otra dimensión, con misteriosas y lóbregas intenciones.

uHx88xR.jpg


Por el contrario, en su ciego fanatismo, los Kustodi0s se habían dejado modificar genéticamente por la entidad y permitido que redujese su paradisiaca capital a cenizas. Ichika confiaba que las dos subespecies de Kustodi0s creadas acabasen aniquilándose mutuamente, ya que a media población le repugnaba la otra mitad.

- Bien, Duvoll, entiendo vuestras reservas. Sé que los djomar sois una especie precavida. Y también que conocéis la marcada ética pacifista que nos caracteriza a nosotros, los polymauthopas, ¿verdad?. Pero esto es una situación excepcional. No lo negaréis. –Ichika marcó claramente el plural de dicha frase, puesto que sabía que todos los Grandes Filos djomaro estaban siguiendo esta conversación en tiempo real, conectados mentalmente a su líder. Luego continuó hablando, modulando el tono de su voz de forma que sonase más animada.- Creo que debemos actuar lo antes posible. ¡Observad el mapa galáctico! – Ichika volvió a respirar profundamente, apartándose hacia atrás su larga melena, cuyo color variaba según el estado de ánimo de la humana y que ahora refulgía entre los tonos naranja Preocupación y rojo Pasión – El enemigo está ya a las puertas. ¡Y no se detendrá ahí!.

4Y0d1Wr.png


- No negaremos el enorme poder que están desarrollando los Kustodi0s, Primera Ministra Sasaki. – respondió con tranquilidad el líder moluscoide, que llevaba toda la reunión “dando largas” a la humana y se mostraba cada más a la defensiva. – Simplemente, no consideramos que un conflicto armado sea la única solución para esta situación…ni el más recomendable para nuestra propia seguridad. Estamos analizando otro tipo de intervenciones a partir de la información que nos ha facilitado el espía.
-¡Oh vamos, Duvoll, no me vengas con esas! Si hasta habéis renovado ese infame acuerdo tecnológico que tenéis con ellos, a pesar de todo…¡Les estáis pagando cada mes por hacerlos aún más poderosos!-
replicó Ichika.

7FjeeZ1.png


- Le recuerdo, Primera Ministra, que los djomaros no tenemos por qué justificar nuestras decisiones diplomáticas con nuestros aliados. Ni siquiera constituimos una verdadera federación. – replicó un ofendido, aunque tranquilo Duvoll – Pero deberías saber que, el interesante acuerdo, nos permite favorecernos también de los importantes conocimientos Kustodi0s, especialmente en temas militares.

0lyoqwC.png


- La flota kustodia atracada en el mundo-anillo cuenta ya con varios acorazados en su haber. Alguno de ellos provisto de hangares con cazas y bombarderos de combate. Se trata del nuevo modelo desarrollado, conocido como “El Tanque”, y que aumentará la capacidad defensiva de los Kustodi0s en combate, mientras terminan de investigar las nuevas baterías anti-aéreas. – continuó Duvoll, más motivado ahora que la conversación parecía dirigirse hacia temas científicos.

tsRAK1H.png


- Y también han terminado de desarrollar los cañones de plasma, potentes armas energéticas que… -estaba empezando a explicar Duvoll.

NmPqLCD.png

- …que servirán para hacer más daño y sufrimiento a sus enemigos, es decir, a nosotros, Duvoll – interrumpió Ichika, algo más tranquila, tumbada en su asiento mirando hacia el techo del habitáculo fingiendo aburrimiento, mientras mariposas y petirrojos holosimulados la envolvían en un baile sinfín.- Y te recuerdo que no contamos ya con el espía. Kazfiel ha sido descubierto por agentes del Patriarca-Profeta Anael...y, bueno, por desgracia fue rápidamente eliminado. Las malas noticias al respecto no terminan ahí. Su sustituto, ese Arkángel psíquico que se hace llamar Luzbel, parece tener una mente verdaderamente prodigiosa.

YtcwFfG.png


- Pero, como no, todo su potencial intelectual será empleado en desarrollar poder belicista. Por ejemplo, verdaderos ejércitos psiónicos profesionales, cuyo único objetivo es asesinar más rápida y eficientemente.– prosiguió Ichika, mientras la Mente le sugería que imprimiese de nuevo un poco más de carácter a su intervención. – O para reprimir a mis esclavizados compatriotas humanos, Duvoll. Cuando la investigación científica solo está encaminada a la maldad, no tiene valor alguno.

DQ0U90I.png


- Para el Directorado djomar, el valor de la ciencia está más allá de sus fines ulteriores, Presidenta Sasaki. – replicó Duvoll, que no se había movido de su asiento en toda la reunión, que ya se extendía durante horas – Supongo que en eso no estaremos de acuerdo jamás. Pero reconozco que los Kustodi0s nos han ganado la partida en el Páramo Traxis. Y, aunque se trate de un comportamiento infantil e inmaduro, consideramos un insulto que los Kustodi0s hayan puesto a una de las nuevas colonias “Traidor Djomar”, insultando a nuestra noble especie de tal vil manera. Es inaceptable.

V2fjN0Z.png


- ¡¿En serio?!¿Os parece más importante ese estúpido gesto que el ilegal bloqueo al que han sometido a nuestros “camaradas” los sidimati, Duvoll? – respondió Ichika, mientras recibía diferentes informaciones de la Mente.

h1D3QyT.png


Nuestros aliados de la Democracia Foliar ni siquiera han podido asistir a esta reunión debido al cierre de fronteras. – continuó Ichika, que ahora miraba directamente a Duvoll, que parecía algo más tenso - Vosotros mismos tenéis un acuerdo de inmigración que no se va a poder cumplir, así que podemos ir olvidándonos de la próxima remesa de valiosos robots sidimati. Los últimos diseños se acercan cada vez más a una verdadera inteligencia artificial –La humana dio un giro de 360º en un extraño rizo con su ergoasiento, lo que la acercó unos metros más al djomar- Aunque doy por supuesto que habréis revisado el memorandum EIKDC-2333 que nos enviaron antes del bloqueo, os recuerdo ahora que en él los sidimati concuerdan con nosotros en que la mejor opción sería una actuación militar directa contra el régimen Kustodi0. Una guerra justa, por mucho que esa palabra genere aftas y llagas en mi boca al pronunciarla.

8LJBfyG.png


- Y lo mismo opinan nuestros nuevos aliados draconianos, con los que también rivalizan los ángeles oscuros. Solo faltáis vosotros los djomar…- continuó la mujer.

6bEDzTm.png
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
(continuación del Interludio Tercero)

- Y te recuerdo que nosotros, los djomar, somos los miembros más fuertes de la alianza, Primera Ministra. – respondió tajantemente Duvoll, quien estaba consultando ahora la información disponible referente a la explosión de nuevas colonias que los Kustodi0s estaban experimentando en su sistema capital– Por otra parte, te informo de que el Directorado está tan preocupado por el tema del aumento del número de planetas colonizados en el propio Oj0 de Di0s que por el propio Páramo Traxis. Los Kustodi0s están ocupando todos los planetas y satélites del sistema, lo que aumentará enormemente su economía y poder militar. Comenzar una guerra con estos enemigos no es una cuestión que deba tomarse a la ligera, Sasaki.


zT5YP1b.png


m42ZlZs.png


IvzeHaF.png


Las recreaciones proyectadas por las robot-ciérnagas mostraban las nuevas colonias donde los Kustodi0s habían extendido su Imperi0, como “Necrópolis de Europa”, “Magnético Ganímedes” u “Oberón Veraniego”. Habían empezado a asentarse incluso en la antigua Tierra Destruida, ahora conocida como Tierra Rec0nstruida. Algunos de estos nuevos mundos colonizados eran dedicados a la producción industrial mediante el empleo de humanos oscurecid0s esclavos, especialmente en pequeños satélites, mientras que otros se destinaban a la producción científica y energética, grandes planetas habitados únicamente por Kustodi0s.

WuZcEkE.png


- ¡Por eso mismo, Duvoll!¡Justo por eso, es sumamente importante intervenir lo antes posible! El tiempo corre a favor de nuestro enemigo y en nuestra contra. Cada día que pase, serán más fuertes. – contestó Ichika, a quién ni siquiera la endodroga podía calmar los nervios por la visión del funesto panorama… y ante el que su compatriota djomaro no parecía reaccionar. Miles de millones de esclavos en condiciones insoportables se arrastraban por aquellos mundos, bajo el sórdido yugo Kustodi0.

La humana había recibido otro mensaje encriptado de la Mente, que se había expandido en su cerebro. La Mente se trataba en realidad de un ordenador hipercuántico que controlaba la nave que orbitaba alrededor del planeta capital Djo Feh’Mari, donde estaba teniendo lugar aquella reunión. Concretamente, en la capital planetaria, bajo el domo de la Cúpula del Paraíso, ecotecnología desarrollada por los propios humanos que mejoraba la felicidad de las poblaciones y enaltecía su patriotismo.. y que había tenido que ser rápidamente compartida con los insaciables djomaro.

ih1zekM.png


Según los últimos informes recibidos, los Kustodi0s ya se estaban planteando anexar por la fuerza los territorios de los hombres-árbol, aunque aún era información extraoficial.

Q1GTUmJ.png


- Existen otras formas de combatir a los Kustodi0s, humana. Por ejemplo, apoyando de forma encubierta a las diferentes rebeliones que se están produciendo en su imperio, para así desestabilizarlos. – apuntó Duvoll.

fZsrwZm.png


- Si, por supuesto, justas rebeliones ante el maltrato sufrido.– respondió mecánicamente Ichika, con un poso de amargura en su voz - Pero que, por desgracia, una tras otra, están fracasando estrepitosamente, amigo djomar. “Juntos venceremos.”, el lema de los rebeldes, son bellas y nobles palabras, pero están escritas en la arena, y serán pronto borradas por el viento de la oscuridad. “Y puede que a nuestra alianza pronto le pase lo mismo”, añadió para sus adentros la polyhumana.

jD8XIND.png


Ichika sabía que las propias poblaciones Kustodias se habían unido para detener la rebelión humana en el mundo-anillo, asesinando a todos los héroes revolucionarios. Incluso muchos de sus compatriotas humanos esclavizados profesaban aquella degradante fe.

También era conocedora de que, tras el evento que los Kustodi0s llamaban el Advenimient0 del N0-Di0s, una hedionda ola de espiritualismo patriótico recorría todo el imperio Kustodi0. Incluso un alienígena Cuidador como el Doctor Xib, una eminencia científica reconocida en toda la galaxia, había sido abducido por aquel fervor religioso, llegando a fundar él mismo una facción político-religiosa hacía unos meses, que parecía apoyar a la nueva Iglesia anaeliana, aunque no estuviese sometida totalmente a la misma. De hecho, se negaban a la colonización de los mundos tumba, a los que consideraban sagrados En todo caso, ¡todo el tema era un despropósito imposible de entender!.

http://i.imgur.com/7IWK1Zy.png[/img ]

Aquel peligroso culto al N0-Di0s parecía extenderse como un prión en el cerebro de un animal afectado por aquella enfermedad fósil, la encefalopatía espongiforme. Incluso los vasallos sondrithanos parecían ahora adorar a sus Señores, a pesar del trato vejatorio que les hacían sufrir. Los Kustodi0s ponían y quitaban gobiernos títeres a su voluntad, que servían fielmente a sus intereses.

http://i.imgur.com/rPWfJG6.png

Los Arkángeles sabían que los sondrithanos les tendrían que apoyar en cualquier guerra que emprendiesen, por ilegal e injusta que resultase ser, por lo que aún no los habían integrado en su propio territorio, reservándose todo el poder de influencia para su plan de colonización y expansión.

[IMG]http://i.imgur.com/eBuUiV9.png

Los polyhumanos, y más específicamente la Presidenta Sasaki, temían que los djomar acabasen viéndose atraídos también por este fanatismo neo-espiritualista promovido por los Kustodi0s, aunque hasta ahora hubiesen demostrado ser verdaderos materialistas confesos. O, al menos, que acabasen cegados en exceso por esa adicción suya al conocimiento, irónicamente combinada con su innata falta de destreza para desarrollar muchas disciplinas, como la biología, la ecología o la física. Era la maldición del djomar, como el propio Nuvoll había reconocido hacía un rato. Y a Ichika no le había gustado ese término por poseer connotaciones claramente místicas.

yGnDAx0.png


Finalmente, la reunión había terminado amistosa pero infructuosamente, sin que se hubiesen comprometido a nada. Ningún acuerdo en firme habían sostenido aquellos viscosos apéndices djomaros. Los moluscoides eran considerados como amigos por la nación polymauthópica desde hacía casi un siglo, por supuesto. Pero no parecían querer entender el enorme peligro al que se enfrentaban, quizás apoyados en la tranquilidad que les daba ser considerados uno de los imperios más fuertes de la galaxia, todavía muy por encima de sus enemigos. Sasaki le había recordado en su conversación que las orucchias habían caído de un lugar aún más alto, pero el djomar no parecía reaccionar. Parecían solo preocupados por el progreso científico y, como mucho, también por el desarrollo económico de su imperio, ahora llamado Consejo.

2nyfwvz.png


Sobre todo, les perdía esa voraz curiosidad innata, que trataban de saciar con todos los conocimientos con los que los Kustodi0s compraban su pasividad. Los moluscoides eran como el marisco cocinado vivo, que no es consciente de que el agua en el que está inmerso sube de temperatura progresivamente hasta que no llega a puntos cercanos a la ebullición. Hasta que ya es demasiado tarde para reaccionar. Sasaki era vegana estricta, pero muchos polymauthopas no lo eran y a la lideresa se le había ocurrido aquella metáfora, que ahora volvía a su cabeza, en una cena con amigos hacía unas semanas, cuando la flota polymauthopa se había detenido en la colonia Hesperos.

Ya1QBP1.png


Además, los djomar ya habían tenido comportamientos sospechosos en el pasado, bloqueando desde el principio la expansión polymautopica e intentando colonizar territorios sidimati recientemente. Por suerte, los hombres-árbol habían reaccionado rápidamente para defender sus fronteras, colonizando aquel planeta alpino de clima helado, al que habían llamado “Sueños en Ciernes”. Se habían tenido que saltar varios pasos en en su burocratizado sistema para poder actuar con tal celeridad.

xj4v30C.png


Pero Ichika sabía que los djomar eran un mal menor, comparado con todo lo que se avecinaba. A corto o medio plazo, los Kustodi0s acabarían causando problemas por el sur. Y, por la parte oeste, se encontraban también bloqueados por los militaristas Hadadeshi. Aunque no sabían demasiado del hermético imperio caído del Fragmento, más allá de que disponían de auténticos sintéticos a los que tenían esclavizados, de momento parecía que el “Vesubio seguía dormido”.

tL8zXHY.png


Mientras reflexionaba sobre todos estos aspectos, la Presidenta se dirigía en su lanzadera hacia la nave capital que la llevaría por fin de vuelta a su hogar, con el cabello oscurecido por la preocupación.

TY1dqYT.jpg


Aprovechó a consultar con su ciberojo un interesante holodossier sobre las nuevas investigaciones en Tierra Rec0nstruida, mientras se cambiaba para la fiesta-orgía que tendría lugar aquella noche en la nave y que se extendería durante semanas, hasta que llegasen a Mirati. No solo de vestuario, pues era una Mascarada que exigía disfraz, sino también algunas leves correcciones físicas con nanotoxinas que perfilarían su cara, dándole una apariencia más acorde con su personaje elegido para homenajear, La Criada Offret-Defrett.

yKZqU32.png


En ese momento, la Mente de la nave a la que se dirigía con su transporte se materializó virtualmente delante de ella proyectada a través de su ciberojo, tomando la habitual forma de un dron. Entre los avatares propuestos por la Mente, el que menos desagradable le había resultado a Ichika.

O3TojeN.png


Aunque no se hubiese encontrado sola, solo ella hubiese podido ver el dron, puesto que era la única que disponía del implante de comunicación directo con aquella inteligencia pseudoartifical, que se trataba de un prototipo que le había regalado el mismo presidente sidimati, su amigo Pétalos de Plata.

wefz4cM.png


Pero aquella Mente tenía la malsana costumbre de presentarse en momentos tan inoportunos como aquel, en el que se encontraba medio desnuda. La continua búsqueda de intimidad con ella por parte de la Mente incomodaba un poco a Ichika. Lo cierto es que los humanos polymauthopas podían dedicar su vida a otros menesteres, mientras las máquinas no conscientes se ocupaban de gran parte del trabajo físico y productivo. Practicar su deporte favorito o estudiar durante toda su vida la etología de un insecto parásito. Lo que deseasen. Pero estas nuevas inteligencias revolucionarían aún más la relación humano-máquina, de forma nunca vista.

- Hola, Ichika.– dijo la robótica voz de la Mente, ubicada aún a miles de kilómetros de distancia de ella, en el núcleo computacional de la nave- Perdona que me presente sin previo aviso, pero he visto por la pantalla de tu ciberojo que estabas consultando el dossier informativo que he elaborado sobre los últimos descubrimientos en el Oj0 de Di0s y he pensado que podíamos comentarlos juntos antes del discurso en la nave. ¿Te parece una propuesta aceptable?
- De acuerdo
– respondió escuetamente la humana, mientras se acaba de poner el sugerente vestido.
- Pero antes, permíteme decirte que estuviste realmente excelente en la reunión con los djomaro.- añadió la Mente.
- ¡Oh, vamos! No he conseguido ese acuerdo. No he conseguido implantarle las consecuencias del dilema del prisionero. No he podido evitar derramar lágrimas ante la visión de tanto sufrimiento. Y de tanta pasividad al respecto. – la mujer se había girado para mirar directamente a la simulación alpha mientras respondía, ofendida por el comentario.
- ¡Eso ha sido lo mejor, Ichi! Esas imágenes tuyas realmente conmovedoras, esa frase de “El Imperi0 Kustodi0 debe caer”, todo ello está siendo viral en las [redes] de toda Polymautophía… y en gran parte del imperio djomaro- agregó la Mente simulando estar de mejor estado de ánimo. – Y además me hiciste caso y te pusiste los holoentópticos, con lo que la capacidad de persuasión fue aún mayor, a la vez que te servían como escudo protector
- Si, no se puede considerar que ese mundo djomar sea precisamente una democracia segura, fue una buena idea. Pero el peligro kustodi0 sigue ahí, nuestros compatriotas siguen siendo esclavizados por esos malditos ángeles mecánicos… y supongo que tú no te habrás proyectado aquí solamente para hacerme la pelota, Mente.
- Ichi seguía inquieta, cansada tras la reunión y no quería alargar la conversación más de lo necesario.
- De acuerdo. –aceptó el dron- Como habrás podido comprobar, tras el suceso conocido como el Advenimient0, los Kustodi0s se están encontrando con múltiples ruinas y restos tecnológicos por todo el sistema, que hasta ahora había permanecido misteriosamente ocultos, tal y como nos ha informado al respecto nuestro nuevo e importante espía, cuya existencia hábilmente has evitado compartir con el djomar y cuyo nombre evitaré pronunciar. - Al drón casi parecía caérsele la baba “electrónica” por Ichika mientras se movía a su alrededor, sino fuese porque se trataba, en teoría, de una simulación alpha incapaz de generar sentimientos o emociones profundas- En primer lugar, han conseguido rehabilitar el acelerador de partículas de Tierra Rec0nstruida. Y también han limpiado los restos espaciales del planeta, especialmente antiguas plataformas de misiles orbitales destruidas durante la guerra denominada del Primer Contact0.

seaYgnD.png


- Sí, difícilmente podrán ocultar al resto de la galaxia ese descubrimiento por mucho tiempo, esos malditos xenófobos. – respondió la humana, que ahora estaba activando tatuajes luminiscentes por sus brazos y piernas- Es una prueba fehaciente de la existencia de humanos muy desarrollados tecnológicamente hace siglos, previamente a la existencia Kustodia y a la nuestra propia. ¡Y que esas aberraciones sigan considerando inferiores a los seres humano!.

4elkKrx.png


- Por supuesto, Ichi. Aunque tengo que recordarte que su tecnología de la máscara y la coraza es mucho más antigua que todo esto. – observó la Mente, que cambió de tema rápidamente al notar el disgusto en la cara y el pelo de la humana-. Pero, volviendo al tema de los descubrimientos arqueológicos en el Oj0, también han hallado pequeñas estaciones espaciales en varios de los satélites de Urano y Neptuno recién colonizados, como es el caso de Magnético Ganímedes. En las instalaciones, los equipos de investigación Kustodi0s se han encontrado con momias humanas que dejan constancia del programa espacial que desarrollaron vuestros antepasados, habitantes del sistema durante siglos. Todo ello también previamente de la guerra nuclear de la que hablábamos.

2GG7DkN.png


- Si, Mente. Esa es nuestra teoría, aunque no haya sido aún aceptada aún por la comunidad galáctica. – dijo Ichika con un suspiro de resignación- Mi opinión es que aquellos humanos del pasado, a mediados o finales del siglo XXI, llegaron incluso a viajar fuera del sistema solar, donde debieron entrar en contacto con ese extraño alienígena denominado el N0-Di0s, el uroboros o el bucle-gusano, según la fuente citada… y ahí la historia se vuelve más borrosa…quizás una terrible guerra civil o un ataque del alienígena acabó casi destruyéndolos…excepto a los que pudimos escapar. O a los que se quedaron en proceso de criohibernación en el antiguo planeta Marte, dejado en un progresivo proceso de terraformación como futura cuna de una nueva humanidad renacida. Pero aún son todo conjeturas.
- La principal pieza del puzle que no encaja son los Kustodi0s…
- apuntó la Mente, guiñando intermitente su pantalla, mientras sus luces cambiaban a tonalidades grises cada vez más oscuras, que indicaban una mayor preocupación e incomodidad.
- Pues sí, aunque existen varias teorías al respecto. –Ichika había acabado de vestirse y se dirigía al dispensador de comida de la nave en busca de una ensalada de crioalgas unicelulares. La mujer rechazaba comer cualquier tipo de vegetal superior, por respeto a sus compatriotas sidimati.- Por un lado, algunos piensan que son una especie de instrumentos que el alienígena dejó allí para controlar a los humanos y dirigirlos a un nuevo encuentro con él, como así ha sucedido finalmente. O que directamente son su ejército, que no acabó de hacer el paso de forma correcta a esta Dimensión y tardó en despertarse, de la misma forma que sucedió en el Advenimient0, en el que ese monstruo fundió la estrella al intentar colarse a esta galaxia sin éxito. Otros que…
- ¿Y cuál es la tuya, Ichi?
– preguntó el dron, interrumpiéndola,mientras temblaba de fingida preocupación ante la respuesta.- ¿Cuál es tu propia teoría?
- Mi teoría es más simple. ¿Conoces “El señor de las moscas”, Mente, esa vieja novela unidimensional humana recientemente recuperada en Tierra Rec0nstruida?
– ante el silencio del dron, Ichika recordó algo -No, espera, quizás no te di acceso a la literatura de ficción de esa década. Mejor revisa experimentos científicos como el de Milgram o Standford…y otro día lo comentamos.
- Pero si puedo consultarlos automáticamente, Ichi
– protestó la Mente, cuyas luces se habían tornado de una coloración cercana al marrón. – De hecho, lo acabo de hacer mientras terminabas la frase. Puedo empezar a discutir sobre…
- No, Mente, de verdad. Reposa la información que acabas de consultar. Reflexiona sobre ella. Ahora quiero estar a solas, terminar de comer y descansar un rato-
respondió secamente Ichika, sin mirar hacia el dron.

La Mente se quedó en silencio durante unos instantes. Los ciberojos de la humana parecieron refulgir con más intensidad y luego nublarse con grandes nubarrones, pero el efecto duró poco más de un par de segundos.

- De acuerdo, orden aceptada. Hasta luego, Presidenta Sasaki.

Y el avatar dron de la Mente desapareció inmediatamente, sin esperar respuesta, cortando toda comunicación posterior, pero dejándole un mensaje a la humana que se materializó con grandes letras virtuales que la envolvieron durante unos segundos, revoloteando alrededor suyo como una bandada de colibríes excitados ante el dulce néctar de una exquisita flor:

“¿Qué es lo que somos?
¿Personas? ¿O animales? ¿O salvajes?
¿Qué van a pensar de nosotros los mayores?”


Ichika no pudo evitar sonreír para sus adentros, mientras negaba con su cabeza mostrando su descontento ante la actitud irreverente de la Mente. Pero, a pesar del anómalo comportamiento, la Mente había entendido su analogía a la perfección. Y parecía que había podido acceder a la información sin el propio permiso de la humana...
 
Last edited:

Rohar Tormenta

Second Lieutenant
33 Badges
Dec 9, 2014
185
8
  • Crusader Kings II
  • Victoria 2: Heart of Darkness
  • Victoria 2: A House Divided
  • Semper Fi
  • Europa Universalis IV: Res Publica
  • Hearts of Iron III Collection
  • Hearts of Iron III: Their Finest Hour
  • Hearts of Iron III
  • For the Motherland
  • Europa Universalis IV: Wealth of Nations
  • Crusader Kings II: Sword of Islam
  • Europa Universalis IV: Art of War
  • Crusader Kings II: Sons of Abraham
  • Crusader Kings II: Rajas of India
  • Crusader Kings II: The Old Gods
  • Crusader Kings II: Legacy of Rome
  • Crusader Kings II: Charlemagne
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Crusader Kings II: Monks and Mystics
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Crusader Kings II: Reapers Due
  • Stellaris
  • Crusader Kings II: Conclave
  • Crusader Kings II: Horse Lords
  • Europa Universalis IV: Common Sense
  • Crusader Kings II: Way of Life
  • Europa Universalis IV: El Dorado
  • Victoria 2
  • Crusader Kings II: Sunset Invasion
Cada vez me gusta mas el AAR. No ya por la historia en si,sino por la forma que tienes para contarla. :D
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Cada vez me gusta mas el AAR. No ya por la historia en si,sino por la forma que tienes para contarla. :D

Me alegro, intento hacerlo lo mejor posible!:) Había escrito cosas de ciencia-ficción y otros géneros antes, pero nunca había publicado ningún AAR. Digamos que voy adaptándome al formato...e intento adaptar el formato a mis intereses.

Por cierto, actualizado el pdf hasta este último Interludio III. Corregidos algunos errores respecto al post e incorporadas imágenes (como siempre).


https://mega.nz/#!x64wTRSZ!k81eVxk65ajDOMRFkcLFqoDlIaP5WqCvgnvO_1EmXkQ
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Capítulo 9: No dejes que al árbol te impida ver el bosque.
Parte I: Tambores de guerra.


“Cada paso que damos, es ritmo.
Cada palabra que pronunciamos, es ritmo.
No hay suficiente arroz para los trabajadores y para el amo.
¡Eh, Ahí!
Casi hemos acabado el trabajo.
¡Estoy llegando, estoy llegando!
¡Eh, Ahí!
¡Estoy llegando, estoy llegando!
El amo quiere su arroz con algo de salsa”.


pvYE2hD.png



El PatriarcA Anael se dirigía en el magnífico Carr0, su transporte personal autopropulsado por dos potentes propulsores plasmáticos, hacia el despacho personal del experto tecnólogo Luzbel, ubicado cerca de los astilleros del puerto espacial de la capital “honorífica” del Imperi0, el mundo sagrado de la Sección Anael El Elegid0. A sus cien años, ya no era el joven que había puesto “alas arriba” a todo el Imperi0. Según las nuevas leyes impuestas por la nueva DictadurA, debía ser tratado casi como una deidad. Su PalabrA era el Camin0 del N0-Di0s.

"Luzbel, el Cerebr0, el portador de la luz". Desde el principio, el líder Kustodi0 había considerado al excéntrico joven como uno de los mejores científicos de su generación, por lo que lo había promocionado rápidamente a lo más alto de la JerarquíA KustodiA, concretamente tras el hueco libre que había dejado el descubrimiento y eliminación del sucio traidor espía, del cual el líder Kustodi0 había intentado borrar todo recuerdo en su mente. Estaba claro que el imperio necesitaba mentes prodigiosas como las de Luzbel o su amigo Samyazal, el Maníac0. Eran soplos de aire fresco en estos nuevos tiempos. Post-advenimient0, le llamaban algunos. Aunque Anael tampoco quería que degenerasen en un huracán de juventud que barriese con todo lo establecido. No quería competidores.

Su Plan era mantener en una “calmada” dictadura al Imperi0 durante décadas, hasta que toda la población lo llegase a adorar como a un verdadero Di0s, para después declararse Imperat0r, elegir a su Hereder0 y poder reciclarse en el TAnque.

hqin15P.png


Lo cierto es que esta “nueva corriente” de jóvenes Kustodi0s había cogido aún más peso e importancia tras las misteriosas desapariciones de dos de los científicos más importantes que había tenido el Imperi0 a lo largo de toda su centenaria historia. Primero, el alienígena Cuidador Xib había aparecido asesinado en sus propios aposentos de La Catedral, tras ser contaminado con algún tipo de virus neurotóxico que no había dejado más que unas míseras pico-trazas en su cuerpo. La investigación al respecto no había arrojado nada en claro, para variar en este tipo de casos.

KEf06Fz.png


Las [redes] de comunicación se habían vuelto locas con elucubraciones acerca de las diferentes posibilidades. Se sospechaba prácticamente de cualquiera: compañeros de profesión molestos, terroristas xenófobos, espías enemigos, miembros de sectas pro-colonización de mundos tumba, otros Cuidadores anti-religiosos o, incluso, una supuesta antigua amante de su juventud, que había abandonado en su estación natal Cuidadora cuando se había desplazado a La Catedral hacía unas décadas.

El alienígena se había ganado muchos enemigos en los últimos años. La verdad es que Xib nunca pidió ser enviado a trabajar para los Kustodi0s pero, desde el primer momento que pisó el suelo de La Catedral, empezó a inmiscuirse demasiado en los asuntos de estado. El Advenimient0 le había trastornado totalmente, provocándole una gran conmoción. Nada sorprendente, le había pasado a todo el mundo y más a los que habían estado en el Oj0 de Di0s durante el acontecimiento. Sin embargo, él era miembro de otra especie, viviendo en una sociedad con unas bases y unos valores muy distintos a los que había conocido durante más de la mitad de su vida. Su raza llevaba milenios viviendo en una megaestación espacial dedicads en exclusiva a la investigación y la ciencia como forma de bien comerciable. Un evento como aquel hizo que su mente colapsase. Sus investigaciones habían pasado a un segundo plano, para centrarse totalmente en la creación y promoción de aquella secta Oscurantista y pro-N0-Di0sista de los Valores Tradicionales. “Que descanse en paz, el suci0 alienígena”, pensaba Anael, a quien todo el tema del Oscurecimient0, la división de los Kustodi0s en dos subespecies diferentes, continuaba persiguiéndole como un fantasma en sus noches de vigilia en la T0rre.

Y no solo por la repugnancia que le causaba el aspecto de la Máscara de aquellos Kustodi0s oscurecid0s, sino porque temía una nueva guerra civil como la que contaban los Archivos Kustodi0s. Aunque, de momento, las diferentes subespecies de Kustodi0s evitaban habitar los mismos planetas, por lo que el malestar no se había materializado en conflicto. Y la sociedad Kustodia había cambiado mucho, Anael confiaba en que los Kustodi0s no repitiesen los errores del pasado. Ese pensamiento hizo que sonriese para sus adentros, mientras consultaba información en las holopantallas del Carr0, que ahora se había convertido en una especie de vehículo anfibio y avanzaba por una enorme laguna.

Pero eso no había sido todo. Poco después, toda una eminencia como Och había muerto tras resultar atacada su nave por unas misteriosas y antiguas naves en La Puerta de la Eternidad. Al entrar en aquel lejano sistema en territorio djomaro, la nave de investigación había detectado la existencia de algo totalmente sorprendente. Otro mundo-anillo, otra megaestructura, otro monumento más en honor al Señ0r de la OscuridAd, orbitando alrededor de un agujero negro. Otro Oj0, otra puerta de entrada para el Ouroboros. La presencia del N0-Di0s en aquella galaxia era cada vez más evidente y notoria.

XFWMnze.png


Aunque Och informó que el sistema parecía estar protegido por una poderosa flota, esta permanecía “dormida”. Pocas horas después de que Och saltase a dicho sistema solar, cuando se estaba acercando a aquella gran obra tecnológica, recogiendo algunos registros preliminares y realizando análisis comparativos respecto a la megaestructura presente en el Coraz0n de Di0s, tal y cómo le habían ordenado, aquellas naves misteriosas se despertaron repentinamente. Debían de tener algún tipo de sensor-disparador de detección y Och lo había activado al acercarse, sin darse cuenta, cayendo en la trampa.

La nave de mayor tamaño activó una de sus armas y, de un solo “fogonazo” energético había “vaporizado” cualquier resto del veterano científico Kustodi0. En menos de una décima de segundo. Ni siquiera había dado tiempo a guardar registro holovisual del trágico acontecimiento. Sorprendentemente, la nave científica había permanecido intacta. Se trataba de aquel modelo que habían recuperado cuando se encontraron con el Mensajer0, hacía muchas décadas. Nadie había sido capaz de explicar aquel suceso de forma razonada.

SAl4pOb.png


En todo caso, Och había recibido un funeral oficioso, de poca importancia. Un evento de carácter privado y sin cadáver alguno que reciclar en el Tanque…la ceremonia había sido realmente corta. Enemigo declarado de Anael y socio del xenófobo Luciferus, muchos decían que el PatriarcA lo había puesto en aquella nave solamente para librarse de él. Y lo había conseguido. Poco había que honrar, por tanto. Anael era muchas cosas, pero no un hipócrita. Ni asistió al no-entierro del oficial científico. Todos los medios de comunicación, controlados por el PatriarcA, relegaron la noticia a una mera nota a pie de página. “Eso es tu vida, D0ctorcito Grabaci0nes. Y así permanecerá para el resto de la historia del universo. Como un mísera nota a pie de página.”, había pregonado Anael en uno de sus Serm0nes, emitido desde la soledad de sus Aposent0s.
Por otra parte, los agentes espías de las Legi0nes KustodiAs le habían confirmado que donde sí habían celebrado, y de forma especialmente emotiva, la muerte del Doct0r Terr0r era en los campos de concentraci0n humanos, por todo el mundo anillo del Coraz0n. Especialmente, entre los humanos más cercanos al movimiento de la {ResistenciA}. No era de extrañar, pues Och había sido el principal responsable del programa J0sef, convirtiéndolo en uno de los Kustodi0s más odiados por los homínidos desde hacía décadas. Decían que había sido una fiesta, hasta que los GuardiAs empezaron a reprimirlos.

d6LvVX3.png


“Condenados humanos”, pensaba Anael, mientras avanzaba por la tremenda megaestructura, cuya tecnología seguía siendo un misterio que para Anael rozaba la “magiA”. Aquellos movimientos revolucionarios de esclavos descontentos no dejaban de causar problemas por todo el mundo-anillo. Y más allá, puesto que la {ResistenciA} era un movimiento global, un cáncer de igualitarismo que se extendía entre todas las especies, un ritmo constante de revuelta que afectaba con su agitada percusión la vida normal de varios planetas y sistemas del Imperi0. Un corazón rebelde, desbocado y sincopado, que quería latir fuera del lugar al que pertenecía, la cárcel de costillas y trabajo esclavo que el N0-Di0s había tenido a bien imponerle. Aquella “chusma” no parecía entender que debían remar siempre en la dirección del Camin0, siguiendo un único ritmo, el que marcase el tambor de su Am0.

Por otra parte, a esa tendencia democrática innata que parecían detentar las razas de Inferi0res, se había sumado ahora un fuerte sentimiento espiritualista tras el Advenimient0 y los últimos descubrimientos en el Oj0 que, por desgracia, se filtraban en más ocasiones de las que Anael deseaba.

Muchos esclavos humanos profesaban un culto religioso a su propia deidad de forma tan generalizada y extendida que Anael se había cansado de luchar contra aquella “fe” hacía ya varios años. Tanto los habitantes humanos del mundo-anillo como los Oscurecid0s veían en el Tetragrammat0n, el N0-Di0s que les había visitado en una de sus formas materiales, una especie de Demoni0, pero sin embargo adoraban a un ente imaginario que era quien había construido todas aquellas instalaciones de La Catedral. “Creen que se adoran a ellos mismos, esos bastardos”, pensaba Anael.

hre8Ene.png


Esta ola de paganismo había sido especialmente notable por su virulencia entre las poblaciones Varelviv, que habían progresado en pocas décadas desde una sociedad anarcocapitalista y materialista basada en los lazos entre fungilias o familias independientes que competían entre sí, hacia una organización social basada en un nexo más global, místico y simbiótico entre sus hifas, que ellos mismos definían como “Micelio de la Igualdad”. Anael siempre había sentido verdadero asco de aquellas fungoratas, pero su estómago se había resentido cuando se había enterado de todas estas noticias en el último informe llegado desde Xhampiñía.

sVZLRkR.png


Aquellos varelviv confesaban entre torturas en los interrogatorios que, en el pasado, su especie había conservado ciertas leyendas antiguas que describían una visita por parte de otra raza alienígena, bastante anterior a la de los propios Kustodi0s. Siempre habían pensado que se trataban de inverosímiles “cuentos” para jóvenes fungoides. Sin embargo, diferentes muestras de arte rupestre en las cuevas del sur de Funginia descubiertos recientemente parecían atestiguar que el encuentro con los “eNgai” se había producido realmente. De hecho, en las pinturas se podía observar claramente que se trataban de una raza de mamíferos similar a los humanos, que supuestamente les habían ayudado a desarrollarse social y tecnológicamente durante los primeros años de su civilización. Incluso se decía que eran aquellos humanos eNgai quienes, tras múltiples experimentos científicos de recombinación genética, les habían dotado de uno de los rasgos más característicos de los fungoratas: aquella capacidad de aumentar la felicidad de otras especies que se encontrasen a su alrededor mediante la emisión de una especie nanoesporas feromónicas.
Anael pensaba que, si aquello era cierto, los humanos debían ver a los fungoratas como algo parecido a los perros, especie inútil presente en La Catedral que los Kustodi0s habían exterminado rápidamente para que no compitiese con otras especies más interesantes productivamente. Sin embargo, se suponía que los Visitantes humanoides habían desaparecido siglos atrás, sin dar más explicaciones, y su recuerdo se había ido apagando poco a poco entre unos varelviv que nunca pudieron salir de su planeta natal para ir en su búsqueda… hasta que fueron conquistados por los Kustodi0s durante la Primera Guerra contra las Babosas.

“¡Malditos Inferi0res! Lo que nos faltaba…de herejes materialistas a adoradores de monos humanos”. Los estúpidos varelviv incluso se dejaban morir de hambre, unidos por sus hifas, como medida de protesta ante la supuesta explotación Kustodia y en solidaridad con los humanos del mundo-anillo.

PKBZdzb.png


Aunque Anael no lo reconocería jamás de forma pública, lo cierto es que todos los descubrimientos relacionados con aquellos “Antiguos Humanos”, tanto en Funginia como en el Oj0 de Di0s, lo habían afectado de forma profunda. Era realmente molesto que “unos viejos monos” hubiesen podido llegar a terraformar La Catedral, cientos de años antes de que los propios Kustodi0s hubiesen podido desarrollar dicha tecnología, que ahora estaban implementando en planetas como Aire de Montaña o Polvo de Orucchia.

E6R28T4.png


Pero es que además, estos humanos habían llegado a colonizar gran parte del sistema solar del Oj0. Había restos espaciales e infraestructuras humanas por todos sus planetas y satélites. De hecho, incluso habían intentado instalar una gran arma orbital en la LunA del planeta principal, Tierra Rec0nstruida. Pero el gigantesco complejo-arsenal se había quedado a medio construir por causas desconocidas…quizás el mismo evento que había generado los innumerables restos que plagaban toda la zona, flotando en el vacío y orbitando varios planetas como un oscuro epitafio de lo que había sido el supuesto fin de aquella civilización humana. O casi el fin como pronto descubriría Anael…

Ugzf0uI.png


En todo caso, esos humanos parecían haber llegado a ser una especie bastante poderosa. Por eso estaba seguro de haber actuado bien cuando había visitado Tierra R. hacía un par de años y había tomado aquella difícil decisión, que había permanecido cubierta por un velo de secretismo desde entonces. Una noticia así podría desestabilizar el Imperi0 y Anael sabía que, tras tanto cambio sufrido durante los últimos años, era necesario un tiempo de estabilidad.

naq88Y3.png


De hecho, algunos ignorantes habían llegado a creer que el mundo-anillo fuese también obra humana, pero todas las pruebas apuntaban a lo contrario, pues la megaestructura del Coraz0n había sido datada como mucho más antigua. Entre varios miles o decenas de miles de años. Por otro lado, la propagandA de Anael en los medios aseguraba que los Kustodi0s estaban dando pasos de gigante en el ambicioso objetivo de construir hábitats, auténticos planetas artificiales, y que, en el corto plazo, pronto dispondrían de las nuevas Fortalezas defensivas, paso previo al desarrollo de dichos orbitales. Era una forma de mostrar su poder y tranquilizar a su inquieto pueblo. En el futuro, podrían montar aquellas auténticas “flotas pasivas” en sus sistemas principales y en algunos puntos estratégicos de la geografía de hipervías galáctica.

5UxVSHO.png


Aunque las historias de los Antiguos Humanos provocaban corrientes de malestar y preocupación en Anael, todas las revueltas de humanos “actuales” y sus mascotas varelviv eran aplastadas una y otra vez por los Terci0s o por las Legi0nes regulares reclutadas al efecto. Debido a ello, al principio Anael no había concedido demasiada importancia a la situación. Simplemente había destinado gobernadores a las secciones y planetas más conflictivos. Por ejemplo, el traidor de Rizoel había vuelto a ocupar un cargo en el Coraz0n. Aunque jamás sería perdonado por Anael, al menos podría resultar útil al Imperi0 hasta su muerte.

4mtVEsD.png


Pero aquellos malditos inferi0res se levantaban una y otra vez, por más fuerte que fuese la represión y el control a los que eran sometidos. No parecían rendirse nunca. A pesar de que sabían que lo acabarían pagando con su propia vida, ya fuese en combate directo, delatados por agentes Kustodi0s telépatas o detectados por los drones-mosquito. De hecho, especialmente los humanos, parecían estar cada vez mejor organizados, dividiéndose en células independientes entre las diferentes secciones del mundo-anillo, pero con un mismo objetivo común: causar daños masivos a las instalaciones y construcciones Kustodias para debilitar su economía y provocar su colapso. No solo se quitaban sus cadenas, las rompían en mil pedazos con sonoras percusiones, golpeando el casco de la galerA que los transportaba, para hundirlo en la miseria y la desolación. Aunque tuviesen que inmolarse contra una granja hidropónica o una estación minera para conseguirlo. En su motín radical, eran ellos quienes querían hacer sonar sus tambores. Tambores de guerra.

xiA9ufL.png


Esta situación estaba causando descontento entre la propia población Kustodia, que ya no migraba con tanta intensidad al Coraz0n de Di0s, ni rendía de forma adecuada en sus trabajos en las diferentes Secciones por miedo a ataques terroristas.

Op7wqxM.png


Y, lo que era aún peor, estaba afectando negativamente a la economía Kustodia. De forma directa y verdaderamente significativa. Por un lado, todas las instalaciones tardaban meses en repararse y los arreglos costaban muchos recursos al Imperi0. Por el otro, el mantenimiento de los ejércitos de defensa en los planetas estaban disparando los gastos de mantenimiento. Pérdidas millonarias que habían retrasado, una vez tras otra, el plan que le rondaba a Anael desde hacía tiempo.

“Y el cáncer humano se está convirtiendo en metástasis”, dijo para sus adentros Anael. Los rebeldes de Vertedero Venusiano, fungoratas y babosas, acababan de levantarse también en armas, según una terrible noticia que inundó la holored personal del PatriarcA en aquellos mismos momentos.

u7F7wGR.png


De hecho, la economía Kustodia habría entrado en una crisis aún más profunda si no hubiese sido por la peculiar organización del Imperi0 tras el cambio político sufrido hacía algunos años. La antigua oligarquía, controlada por la Kuria Sacerd0tal, ponía más énfasis en el control de las éticas de la población. La nueva dictadura teocrática había resultado ser mucho más pragmática. Se sustentaba sobre gremios de esclavistas que ayudaban a mantener elevadas producciones de minerales y comida, siguiendo diferentes estrategias de explotación que “exprimían” a sus esclavos hasta la extenuación.

Dg7FUHe.png


También la capacidad de producción energética había sido mejorada con la instalación de las nuevas centrales energéticas, que no solo producían energía por sí mismas, sino que mejoraban el funcionamiento general de toda la red y sus infraestructuras de transporte, aumentando las producciones planetarias a nivel global. Así mismo, también permitían la promulgación de edictos operacionales que sobrecargarían la red durante cierto tiempo a cambio de, eso sí, grandes inversiones en influencia política para convencer a los trabajadores Kustodi0s. Desde luego, esta tecnología era un gran avance para el Imperi0 y así lo había “vendido” la propaganda del régimen en las [redes], pero lo cierto era que los Kustodi0s se habían visto obligados a darle prioridad a esta investigación por delante de otras debido a la injerencia humana y del resto de Inferi0res.

3Mun8gW.png


En ese momento, Anael redujo la velocidad de su Carr0 hasta casi detenerse en medio del ancho corredor que atravesaba, que parecía simular algún tipo de gruta kárstica y en el que se daba un extraño fenómeno. Las gotas “caían” de abajo hacia arriba, desde las estalagmitas hacia el techo, aunque el PatriarcA no prestase atención a ese detalle. El mundo-anillo estaba lleno de hechos inexplicables. Su propia existencia era una quimera.
Todos los miembros del Sequit0 Personal se detuvieron tras él, sorprendidos de la inesperada parada, ya que aún quedaban varios kilómetros para llegar al destino programado. El líder se había detenido tras “sentir” una extraña vibración durante cierto tiempo, y que parecía hacerse más patente a medida que se acercaba a la zona donde estaba ubicado puerto espacial. Desde el Advenimient0, las v(((0)))ces del pasado habían desaparecido de las cabezas kustodias, pero su propio poder psiónico y sensorial se había empezado a despertar más intensamente. Tras permanecer en silencio escuchando su propia mente, abriendo sus sentidos para intentar localizar la fuente de aquella vibración, el líder reanudó la marcha con aquella extraña sensación aún en el cuerpo. Un pálpito que le recorría todas sus potenciadas sinapsis neuronales como un depredador que lo acechase por la espalda, escondido entre las sombras de aquella interminable gruta.

Anael no solía salir mucho de sus Aposentos Pers0nales, pero en esta ocasión el PatriarcA se había empeñado en visitar personalmente las instalaciones del mega-astillero. El motivo principal de la visita era poder observar en persona las primeras pruebas de una nueva arma desarrollada por Luzbel, a petición directa del propio de Anael y con la supervisión del almirante de la flota, Dubbiel. El proyecto debería haber sido mantenido en secreto, pero de alguna manera había acabado filtrándose a sus enemigos de la Alianza del Norte. Anael sospechaba que había otro espía entre los líderes Kustodi0s , quizás incluso una especie de “quinta columna” de traidores que el contraespionaje aún no había podido identificar…pero el cerco se estaba estrechando cada día más.
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
(Capítulo 9. Parte III, continuación)

Por otro lado, las relaciones con los vecinos materialistas del norte cada vez era peores. El conflicto parecía inminente. Los humanos de La Polymauthopía habían cerrado sus fronteras y declarado como rivales a los Kustodi0s, dejando de lado definitivamente su supuesta actitud pacifista. “¡Hipócritas, primates subdesarrollados, reduciremos vuestra degenerada sociedad hasta las cenizas!”, les había insultado y amenazado Anael, en respuesta a su comunicación.

iU6A6W9.png


Las buenas relaciones con los djomaro también se habían ido enturbiando cada vez más, y las grandes diferencias subyacentes entre ambos imperios habían salido a la luz tras los nuevos altercados fronterizos provocados por la guerra fría en el Páramo Traxis.

YKrGqxs.png


Por último, la relación con los hombres-árbol sidimati era aún peor, si cabe, que con los otros dos imperios de la Alianza. Las diferencias de éticas, gobiernos y problemas fronterizos se habían materializado hacía ya años en una rivalidad mutua acérrima, que además no dejaba de crecer año tras año. Anael los había insultado personalmente en la última comunicación por la [Red Inter.Galáctica] hacía un par de meses. El líder no aguantaba más la existencia de unos seres tan nauseabundos, que trataban en igualdad de condiciones a robots y que habían acusado a los Kustodi0s de seguir a una deidad falsa en varias ocasiones. “¡Falsos sois vosotros y vuestra herética adoración a la máquina, malditos troncos!”, les había escupido Anael. “Hasta vuestros nombres y los de vuestros planetas son cursis y vomitivos…¿Pétalos de Plata?¿Belleza?¿Sol de Primavera?. Pronto os postrareis sobre vuestras raíces ante nosotros”.

hZclcQP.png


Por fin, tras atravesar un extenso bosque en las afueras de la capital de la Sección, el líder Kustodi0 y su Séquit0 llegaron al enorme despacho de Luzbel, en el Departamento Tecnológico del puerto espacial, que se ubicaba en la superficie de la colonia, justo bajo la propia estructura del espacio-puerto y unido con él por un ascensor espacial formado por un cable de nanotubos de hiperdiamante.

SB67Yks.png


Anael sentía verdadera predilección por un genio como Luzbel, que había sido capaz de desarrollar y optimizar el programa entrenamiento de los nuevos SerAfines, auténticos soldados psiónicos que pronto estarían al servicio de Chamuel y de todo el Imperi0. Una nueva versión mejorada de los Psic0Terci0s. No obstante, jamás volvería a equivocarse como le había sucedido con Rizoel. Cuando estás en la cúspide más alta del poder en aquella mito-merocrática sociedad, no tienes amigo alguno del que puedas fiarte.

Luzbel, conocido como El Cerebr0 por su prodigioso cociente intelectual y sus dotes psíquicas innatas, había preparado un recibimiento acorde con la importancia de la visita. Montones de comida y cantidades ingentes de bebida inundaban las negras mesas de madera de ébano, ubicadas en una zona algo apartada de la sala. En el centro, varios humanos estaban encerrados bajo un campo de plasma. De fondo, en unan holopantalla, se podía apreciar la tremenda flota, comandada por Dubbiel, con quien mantendría también conversación a través del intercomunicador.

En cuanto su llegada fue anunciada por los GuardiAs, Luzbel se levantó corriendo a recibirle y le saludó con una ostentosa genuflexión.

- ¡Acepta mi humilde ReverenciA, PatriarcA! Bienvenido a mi hogar, espero que te resulte agradable – dijo Luzbel, mientras extendía su mano mostrando toda la sala. Era un Kustodi0 de baja estatura, lo que acentuaba aún más con su costumbre de caminar algo encogido hacia delante, pero su capacidad mental era prodigiosa. Parecía incluso reflejarse en su aureola, que refulgía más intensamente que en un Kustodi0 normal. Mientras avanzaba hacia él, Anael creyó sentir la presencia de Luzbel intentando abrirse paso entre sus pensamientos.
- Está bien, Luzbel. No vengo de turismo. Pero tu gesto es valorado y agradecido. – replicó el líder, que ya se había detenido- Pero me asalta la curiosidad. ¿En qué consiste exactamente aquel juego con humanos que tenéis montado?. No reconozco ese extraño tablero, parece simular un ecosistema de un mundo sabana…
- ¡Oh, mi Señ0r! Más que fichas y tableros, son luchadores y músicos. Pensé que estaríamos muy ocupados para jugar y busqué una actividad menos interactiva. ¡Discúlpeme!
– dijo Luzbel, doblando la rodilla de nuevo. Todavía no se había atrevido a mirar directamente a la Máscara de Anael, pero el líder sentía que lo observaba como si realmente no llevase máscara alguna puesta. Leía su mente…o, al menos, lo intentaba hasta donde le permitía el firewall psíquico que el PatriarcA llevaba permanentemente instalado en su neurocórtex.
- Solo preguntaba por curiosidad, Luzbel. Ya te he dicho que no vengo por placer. Estoy muy ocupado para perder el tiempo en viajes…y puedo jugar contigo a través de las [redes]- respondió Anael, sin bajar la cabeza para mirar a su súbdito.- ¿En qué consistirá exactamente el espectáculo que tienes preparado?¿Cómo puede ser que sean dos cosas tan diferentes al mismo tiempo?
- Bueno, pues como puedes observar, los humanos van caracterizados como antiguos guerreros de Tierra R., concretamente del conteniente donde hemos identificado los restos más antiguos.
– dijo el científico, levantándose de nuevo y señalando a los humanos.- En los registros arqueológicos que he consultado, que datan de varios siglos de antigüedad, se puede extrapolar que estos guerreros eran una raza de guerreros verdaderamente sanguinarios, que tenían atemorizados a todos los pueblos vecinos. Me he permitido la libertad de elegir ese tema porque sé que tienes una predilección especial por la historia de ese planeta, al que visitaste recientemente según he podido consultar en el registro oficial de las [redes]. – Anael no dijo una palabra al respecto, por lo que Luzbel continuó explicando el espectáculo- Están divididos en dos equipos, dos tribus que lucharán a muerte entre ellas. No hay ninguna norma. Los ganadores despellejarán a los derrotados y construirán con sus huesos, implantes y pieles unos tambores que harán sonar para amenizar nuestra charla.
- ¿Les has instalado implantes?. ¿Y Oj0s? –
preguntó Anael, sorprendido del aspecto que ofrecían los humanos, muchos de ellos con parte de sus piernas y brazos mecánicos, formando un grupo bastante heterogéneo.
- Solo a algunos de ellos, mi Señor. –respondió rápidamente Luzbel- La mayoría ya tenían sus propios implantes cuando los recluté, ya fuese exoesqueletos en el caso de antiguos mineros o trajes y cascos entre antiguos soldados retirados de las H0rdas . Digamos que solo los he optimizado para que el combate sea más entretenido. Y algunos detalles estéticos como las dilataciones de las orejas. No hay motivo de preocupación, Señ0r, sus armas no pueden penetrar el campo de fuerza, aunque sea permeable a la luz y al sonido. Además estamos protegidos por cientos de guardias y drones de defensa. No hay nada que temer.
- Yo no temo a nada ni a nadie, Luzbel. Pero me desagrada la visión de esos humanos, medio… cyborg
– Anael respondió, primero con mucho énfasis, pero la última palabra se arrastró por su boca como si pesase toneladas, mientras el pálpito volvía a su mente. Algunos se habían atrevido a considerar a los Kustodi0s como robots. Cuanta ignorancia. Por supuesto que tenían implantes, las coraza, la máscara…pero a su edad, Anael tenía que entrenarse diariamente para mantener los músculos de su cuerpo perfectamente definidos. Los Kustodi0s estaban consiguiendo alargar cada vez más sus vidas, pero ciertas partes no habían sido diseñadas para ello. Lo mismo que había sucedido con aquellos diminutos edificios de La CAtedral que habían tenido que redimensionar.

y76ZrkS.png


- ¿Quiere que los retiren, Señ0r? – preguntó Luzbel, algo preocupado, más inclinado hacia delante que de costumbre, mientras esperaba la respuesta de su líder.
- ¿A quién?¡Ah, a los guerreros humanos! No, no ¡que luchen, que luchen!. – respondió Anael, que había vuelto del trance y no quería que Luzbel detectase debilidad alguna en él.- Espero que derramen mucho sudor y sangre en honor del N0-Di0s.

NE5humW.jpg


- Pues que así sea…¡Comenzad! – gritó Luzbel a través del canal de comunicación que tenía abierto con el extraño tablero, y con un gesto de su cabeza inició una serie descargas eléctricas que provocaron que los humanos se retorciesen por el suelo de dolor. Después, se levantaron rápidamente y empezaron a luchar entre ellos como auténticos animales salvajes. Anael pensó que, muy probablemente, Luzbel los hubiese hormonado o empleado con ellos alguna otra técnica de biomanipulación similar para aumentar su agresividad.
- Bien, Luzbel, directos al grano. Infórmame de todo. – dijo tajantemente Anael, que tenía ganas de terminar para poder volver a la T0rre. Estaba empezando a pensar que la visita no había sido una buena idea.
- Su Deseo es Orden, PatriarcA. – respondió Luzbel, mientras activaba una serie de holopantallas alrededor de ambos– Seré conciso, pues percibo que está incómodo y quizás quiera regresar a sus Aposent0s. Los esfuerzos de estos últimos años han merecido la pena. Por fin hemos acabado de desarrollar el superarma que me pedisteis, el Emis0r de Arc0s. Está listo para montarse en todos nuestros acorazados y Dubbiel realizará una prueba ahora mismo para que puedas comprobar en persona su enorme poder, AmAdo líder.
- ¿Y por qué es tan especial, Luzbel?
– preguntó Anael, aunque ya sabía de antemano gran parte de la respuesta que le daría su lacayo, pues había seguido el proyecto intensivamente desde su inicio. “Es el hacha perfecta para talar árboles”, pensó para sus adentros, mientras observaba los datos informativos de aquella inmensa arma basada en una innovadora forma de entender la física de partículas.

EIjIsr7.png


- En primer lugar, Señ0r, su alcance es enorme. Nuestras flotas podrán disparar a los enemigos desde posiciones muy alejadas, mucho antes de que sus naves puedan desplegarse.-respondió el científico, verdaderamente motivado por el tema- Por otra parte, ignora completamente los escudos defensivos y tiene una capacidad total de penetración en blindaje. Su precisión también es del cien por cien, así como su capacidad de rastreo. Ninguna nave puede escapar de su poder de fuego.
- Parece casi “mágica”, Luzbel...
- respondió Anael.
- Disculpe, Señor, pero le diría que no tiene nada de mágica. Es pura ciencia. Como sabe, su único defecto es lo caótico de su comportamiento, que provoca que el daño infligido varíe mucho en función del azar…pudiendo llegar a ser menos eficiente que la artillería cinética de gran tamaño o varios cañones de plasma. – continuó Luzbel.
- No es azar, Luzbel. Es verdadera Fe lo que está detrás de su funcionamiento. – Anael se había dejado llevar por la emoción – Y la nuestra es la VerdaderA. No hay nada que temer, el N0-Di0s guiará nuestros disparos hacia los objetivos. Bien, veo que habéis instalado estas armas solo en los acorados del modelo Tanque…¿por qué no en todos?

AIbUpyc.png


- Si, tenéis razón, pero…bueno, en realidad, eso fue una propuesta del Almirante Dubbiel, Señ0r. –respondió Luzbel, algo dubitativo- Creo que le corresponde a él mismo explicártelo.
- Conéctame con él
- respondió escuetamente Anael. La verdad es que no le apetecía demasiado hablar con su “viejo tío”. Se había hartado de él desde hacía décadas, pero Dubbiel era un Arkángel verdaderamente resistente, ya que con más de 140 años era el más viejo entre los líderes Kustodi0s.

3aUebq4.png


Mientras Luzbel activaba la comunicación, Anael echó un vistazo distraído hacia la lucha entre los humanos. Uno de los equipos parecía haber decantado definitivamente el combate a su favor y estaba exterminado uno a uno a los miembros del equipo rival. Se notaba que eran verdaderos profesionales, probablemente entrenados para matar o endurecidos por la duras condiciones de trabajo en las minas. Muchos de ellos habrían sido transportados de planeta en planeta, realizando diferentes servicios.

-¡Alabado seas, PatriarcA! – la comunicación de Dubbiel tenía alguna distorsión, pero su máscara se veía claramente en la pantalla. Anael ni se molestó en responder el saludo, haciendo una leve inclinación de desdén con la cabeza. Hubo un momento de tenso silencio.

i2NNBwV.png


- Dubbiel, soy Luzbel – el científico había respondido, tomando la iniciativa- El PatriarcA quiere saber el motivo de la configuración del Tanque y de la Flecha…
- Quiero saber la configuración completa de la flota actual, Dubbiel.
- dijo secamente Anael- Y si puede ser de forma resumida. Sueles resultar aburrido en tus disertaciones.

87QZK79.png


- Bien, Anael. – respondió El Almirante, tras un imperceptible suspiro- Actualmente, nuestra flota está formada por más de ciento cincuenta grandes naves de batalla, aunque quedan algunas más en construcción en los astilleros de varias colonias del Imperi0, por lo que las estadísticas varían un poco en función de la fuente consultada. La mayor parte, superando la centena, son corbetas ligeras que constituirán el primer frente de batalla que se enfrentaría con un hipotético enemigo. Su diseño no ha variado demasiado últimamente, con uno principal llamado Damalerial basado en armas cinéticas, especialmente cañones automáticos, y otros dos mucho menos frecuentes que llevan armas de energía como láseres azules y armas explosivas (torpedos y misiles) como complemento. Su alta capacidad de evasión y su mayor velocidad de combate han sido nuestras prioridades de desarrollo.
- Si no hay nada nuevo que contar, no te entretengas, Almirante.
– fue el escueto comentario de respuesta por parte de Anael.
- Después, tenemos disponibles una decena de destructores Loesinal, naves defensivas que ya llevan incorporadas las nuevas baterías antiaéreas. – continuó Dubbiel. – Estas naves no están todavía plenamente desarrolladas y sus capacidades y diseños podrían estar sujetos a algún cambio menor.
- ¿Por qué?- inquirió el líder de forma algo agresiva.
- Bueno, es un modelo de nave al que no le hemos dado prioridad históricamente, ya que siempre hemos entendido que queríamos una flota más ofensiva y agresiva. – respondió Dubbiel. – Y no ha sido hasta hace poco que desarrollamos las baterías antiaéreas que han sustituido a las más específicas defensas de punto.
- Consideramos más efectivas estas armas, ya que ocupan slots medianos normales en las naves y, además de protegernos de posibles caza-bombarderos o misiles como las defensas de punto, también disparan sobre las propias naves enemigas. – completó Luzbel. – Digamos que ganamos en versatilidad y perdemos poco en potencia de fuego.
- Me parece adecuado, pero tenemos que aumentar algo más la presencia de los destructores, ya que aún tenemos cierto margen de construcción respecto a la flota máxima que podemos mantener. – contestó Anael. – Continuad con el siguiente tipo.
- Los cruceros Semerleal de nueva generación son parecidos a la versión anterior empleada durante la última Guerra Orucchia, con cañones cinéticos y de plasma, pero ahora incorporan también la artillería antiaérea que apoye a los destructores. – Dubbiel intentaba ser escueto – Continuarán encabezando el ataque en la formación básica, escoltados por corbetas y defendidos por destructores.

VhofSIl.png


- Y, en cuanto a los acorazados, ¿por qué dos modelos?¿Por qué no poner nuestra mejor arma en todos ellos? – preguntó Anael, que ahora prestaba más atención a los humanos que a las holopantallas. Luzbel no mentía. El equipo vencedor estaba despellejando con mucho cuidado a sus rivales. Arrancaban el tejido con sumo cuidado y luego lo depositaban en el suelo. Algunos habían empezado a construir ya los primeros tambores, utilizando también los huesos e implantes de los muertos para darle la forma a su estructura, tensando las pieles con cuidado sobre su parte superior. A Anael le sorprendió que seres tan agresivos pudiesen realizar algo así con tanta delicadeza. El entrenamiento era formidable.

- En nuestra idea de versatilidad que queríamos para la flota, ya que no sabemos exactamente con qué naves enemigas nos podremos encontrar en el futuro, creo que es buena idea combinar el potente pero variable efecto del Emis0r de Arc0s con la constancia de dos cañones cinéticos que, montados sobre slots grandes, ejercen un gran poder de fuego que también puede ignorar los escudos enemigos. La idea es que los Tanques se queden más en retaguardia, mientras que los Flechas busquen un contacto más directo, dentro de su propia casuística, por supuesto. No olvidemos que ambos modelos son naves grandes y pesadas, con velocidades de combate bajas.– Dubbiel había respondido de carrerilla. Se notaba que era una respuesta preparada.
- ¿Futuro?¡¿Futuro?! ¡La guerra es inminente, Dubbiel! La guerra es mañana. ¿No escuchas los tambores? – respondió de forma categórica Anael, que no parecía haber escuchado el resto de la respuesta y le lanzaba una encubierta metáfora al militar- Pienso que todos estos modelos requieren de ciertos ajustes futuros, pero no dará tiempo antes de la guerra contra la Alianza Norte. Mi idea es declararla nosotros mismos lo antes posible, ya que no responden ante nuestras continuas provocaciones, pero todos los trámites burocráticos exigidos por esos malditos árboles retrasarán un poco el inicio del conflicto armado. Creo que os dará tiempo a actualizar la flota.
- Perdone, Señ0r, pero, por un lado, los humanos aún no han empezado a tocar, por lo que no escucho tambor alguno. Y por el otro, no creo que sea buena idea iniciar una guerra ahora. Deberíamos esperar a desarrollar más nuestra flota, probar las nuevas armas y…
-empezó a decir Dubbiel.
- Lo que un K3rubín piense o deje de pensar tiene poca importancia. – Anael se mostraba intransigente con Dubbiel. – Limítate a cumplir mis órdenes. No debería tener que recordarte que en el Imperi0 se hace todo aquello que constituya mi Dese0. Además, el propio pueblo Kustodi0, en su gran mayoría, lo demanda desde hace tiempo. Han sido años muy convulsos y necesitamos una guerra que entretenga a las masas. Los militaristas de la Vanguardia siguen mandando en las calles y en las principales instituciones del PatriarcAdo.

p6HzplM.png


- De acuerdo, PatriarcA. – Dubbiel se mostraba ahora más cauto, pero no sumiso- Al final, ¿quiere que hagamos la prueba con el arma o directamente mañana en el combate?.
- ¡Sí, sí! Hagamos la prueba. Nos pondrá de mejor humor. Iré activando las holonaves-señuelo sobre las que dispararán los Tanques.
–era Luzbel quien intentaba desviar la reunión de los conflictivos y tensos cauces hacia los que se dirigía – Además los humanos ya tienen casi listos los instrumentos …crearán un gran ambiente de fondo, ya que tanto habláis de tambores.
- De acuerdo.
– respondió Anael.
- Corto entonces la comunicación- dijo Dubbiel – ¡Alabado Sea el PatriarcA!

Anael hizo un ruido gutural en respuesta a su tío. Parecía una especie de eructo. Luego se encaminó hacia las mesas, seguido por Luzbel.

- Señ0r, ¿hablaba en serio con lo de la guerra?- le preguntó el científico con un poso de preocupación.
- ¿Qué sucede Luzbel, eres un cobarde como Dubbiel? – Anael se mostraba esquivo y arisco.
- No malinterprete mi comentario, Su EminenciA. – Luzbel volvía a inclinarse ante su Señ0r- Pero creo que sería mejor esperar a que la economía se estabilice. Estamos viviendo un momento de…agitación social.
- No te preocupes. Ten fe en Mi PalabrA, Luzbel.
– Anael volvía a sentir cierta simpatía por Luzbel, aunque esta vez notó que se trataba de algo “artificial”, como si fuese un sentimiento “forzado”.- Puede que tengamos algún pequeño problema con esos sucios esclavos, pero los Kustodi0s somos más fuertes que nunca. Hemos colonizado la mayor parte de los planetas y satélites del Oj0. El progresivo desarrollo de dichas colonias aumentará enormemente nuestra producción. De hecho, nos estamos encontrando con innumerables infraestructuras preexistentes que facilitarán y abaratarán los costes de dicho desarrollo.

Wb0ilb3.png


- Además nuestras reservas también serán capaces de mantener una guerra más o menos larga contra esos sucios traidores del norte. Y si fuese necesario, haremos tratos con comerciantes alienígenas. O lo que sea. – Anael bebía abundamente mientras hablaba, intentando que la bebida fermentada tranquilizase un poco el pálpito, que iba y venía continuamente, cada vez con mayor intensidad. Observó que los humanos arrancaban algunas hierbas y las lanzaban al suelo hacia ellos, antes de sentarse para empezar el macabro concierto. Le sonaba de algo todo aquel extraño ritual, pero no pudo recordar lo que significaba en aquel momento.

mxZY55e.png


- Desde luego, EminenciA. No seré yo quien ponga bajo duda la capacidad de recuperación económica del Imperi0. – la voz de Luzbel era un “hilillo” fluido que corría como un suave manantial en los oídos de Anael- Pero no solo es una cuestión de energía y minerales. Aún estoy empezando a desarrollar los nuevos motores de hipersalto de nivel dos. Y le recuerdo que los djomar disponían ya de nivel tres hace años, la última vez que pudimos espiar sus flotas. Aunque las flotas totales estén ya casi igualadas en poder, contando tanto sus aliados como nuestros vasallos sondrithanos, esos motores les podrían dar una ventaja definitiva por sus desplazamientos más rápidos entre sistemas estelares.

G2ckohm.png


- Por eso mismo, Luzbel, la estrategia y los movimientos de la flota tendrán que ser los más adecuados. La pena es que no va a dar tiempo a construir algunas fortalezas con módulos de inhibición FTL.– A Anael le costaba discutir los argumentos de Luzbel más de lo que resultaría normal, como si sus neuronas estuviesen agotadas por el esfuerzo – Además, no podemos relajarnos ni dormirnos en nuestros laureles. ¿No has visto las últimas noticias?. Los cefálopodos replicantes Moij-Huxgano han vuelto a declarar una guerra, esta vez con distinto enemigo.

5oqbcIq.png


- Y han aplastado rápidamente a sus nuevos enemigos, la Confederación Ciudadana Havollo, con los que habíamos empezado a tener buenas relaciones, por desagradables que resultasen sus dentados boca-culos – continuó Anael.

yIxYcZE.png


- Por supuesto que he seguido toda esa guerra, PatriarcA. – Luzbel desvió la atención hacia la holopantalla, donde Dubbiel se acercaba a las naves señuelo para ir activando el emisor.

pDrZL3o.png


- Y lo más sorprendente es que han decidido cederles todos los territorios conquistados a sus vasallos, la Soveranía Panaxao. – continuó Anael, mientras observaba a los humanos, que habían empezado a agitarse en un catártico baile mientras aporreaban sus tambores con golpes progresivamente más fuertes.

TVRTEFJ.png


- Parece ser que, de momento, su sistema socio-económico ha alcanzado el límite, Mi Señ0r- respondió Luzbel.- Suponemos que tarde o temprano acabarán integrando a la Soveranía plantoide, convirtiéndose en un imperio realmente gigantesco.

Anael notó como el pálpito se convertía en un hormigueo, una descarga eléctrica que sacudía su mente en dolorosos pulsos en sus sienes, como latigazos neurálgicos, que parecían sincronizados con los tambores.

- ¿Y qué les sucedió? – preguntó Anael, que tuvo que concretar más la pregunta pues Luzbel no lo había entendido a pesar de su capacidad pseudotelepática- A esas tribus humanas de la antigüedad, que tenían sometidas a sus vecinos. ¿Qué les sucedió?.
- ¡Oh, PatriarcA! Fueron una raza verdaderamente admirable, a pesar de ser sucios humanos, claro.- respondió Luzbel, puntualizando para evitar la suspicacia de su líder– Para alcanzar la madurez, tenían que cazar una gran alimaña salvaje con sus propias manos. Para conquistar a su pareja, ofrecerles los testículos de un enemigo. Dominaron durante mucho el tiempo un gran territorio. Pero luego otra raza mucho más poderosa tecnológicamente les acabó derrotando, esclavizando y esquilmando. Durante siglos. Después, muchos de ellos acabaron como míseros pastores, arrastrando sus huesos delante de miembros de esa otra raza para entretenerlos, por un puñado de créditos de…

El científico Kustodi0 dejó la última fase sin terminar y se lanzó violentamente hacia Anael, que cogido de improviso, con las defensas bajas, no pudo activar el campo de fuerza personal para evitar el impacto del otro Kustodi0. Ambos cayeron al suelo del despacho.

En realidad, Luzbel no buscaba hacerle daño a su líder, sino protegerlo, manteniendo su cuerpo sobre él y sus alas rodeándolo, como un escudo. Un segundo después, los tambores de los humanos empezaron una explosión en cadena, matando a varios de ellos pero destrozando también el generador del campo de fuerza protector, que cayó inmediatamente dejando a los humanos en total libertad. Anael supuso que los humanos debían de haberse inyectado algún tipo de explosivo subdérmico que había pasado desapercibido por los controles de seguridad y que solo se podía activar por un contacto térmico constante. Como el que ejercía el gesto de aporrear un tambor.

Liderados por uno de ellos, que no dejaba de lanzar aullidos en un extraño idioma, el grupo de esclavos empezó a atacar a los Guardias con sus armas de corto alcance. Pillados por sorpresa, los soldados Kustodi0s tuvieron que retroceder a pesar de su mayor tamaño. Algunos fueron alcanzados y cayeron al suelo sin vida. Anael observó que también había varios humanos saliendo por los conductos de ventilación de la sala y descolgándose hacia el suelo. No era algo espontáneo, era un ataque terrorista muy bien organizado. Y contaba con algún apoyo desde dentro del Imperi0, puesto que los humanos habían conseguido colarse en aquel despacho, eludiendo el segundo campo de fuerza que se ubicaba en el exterior del habitáculo.

En ese momento, uno de los humanos se quedó mirando directamente hacia Anael, que ya se había levantado apartando a Luzbel de un empujón. Anael se fijó que el esclavo tenía los ojos inyectados en sangre mientras lo enfocaba con su holovisor. Furia acumulada durante generaciones. Después, el humano efectuó un gesto felino y rodó por el suelo, no sin antes lanzarle su arma con fuerza desde la distancia, pero esta fue detenida por el escudo personal del PAtriarcA, que esta vez sí estaba activado. Después fue Luzbel el que activó un escudo personal, pero en este caso telepático y no energético, que detuvo otra lanza que se dirigía hacia el propio científico.

La escena fue un caos de disparos de proyectiles, láseres, humo, golpes y sangre. Sangre por todas partes derramada por aquella sabana artificial. “Eso sí era un verdadero espectáculo para amenizar la charla”. Finalmente, tras un combate que se extendió durante algunos minutos, todos los humanos fueron eliminados por los GuardiAs y sus drones, que disponían además de armas cinéticas y pikas de largo alcance. No obstante, los humanos habían causado varias bajas entre los Kustodi0s, que no habían sido capaces de predecir el ataque.

- ¿Está bien, Señ0r?- preguntó Luzbel con marcada preocupación en su tono, mientras se sacudía la túnica llena de polvo y escombros. El habitáculo aún estaba en llamas por las explosiones.
- ¿Entendiste lo que decía? – preguntó Anael, sin hacer caso a la pregunta de Luzbel.
- ¿Quién? – Luzbel tardó en unos segundos en entender que su líder se refería al cabecilla de los humanos - ¡Ah, no sé! Parecía un idioma extranjero…o una lengua muerta, no sé…
- ¡Era marain! Estoy seguro de que era marain. –
Anael se dirigía en dirección a su carro, sin prestar atención a Luzbel.
- Señor, no podemos asegurar que…- Luzbel intentaba hacerse oír entre todo el ruido que inundaba la estancia, por lo que subió el tono de su voz hasta casi gritar, perdiendo su encantador y meloso tono de voz - ¿Y la prueba del arma?.

- ¡Olvídate de la prueba! – Anael estaba eufórico, mientras caminaba agitando sus brazos - ¡Era marain, el idioma de esos sucios polymauthopas!

Anael se dirigía ya de vuelta a su T0rre. En cuanto llegase a su Despach0 PersonAl, declararía la guerra a la Alianza del Norte. Por fin tenía una justificación legal para ella. Un casus belli. Someterían a sus rivales y sembrarían el terror entre sus enemigos. “Djomar en salsa acompañado de ensalada sidimati. Un auténtico menú gourmet les esperaría tras la victoria”, pensaba Anael.

La vuelta a la torre transcurrió tranquila, sin más disturbios, sumergido entre sus propios pensamientos. Reflexionando de nuevo sobre el ataque terrorista, se dio cuenta de que Luzbel lo había defendido antes de la explosión, de forma muy conveniente. Su mente presciente había visto con claridad la futura explosión. Pero, ¿por qué entonces no había activado después su campo telepático para protegerle de la lanza que le había lanzado el humano?¿No lo predijo o no quiso defenderlo?. También Dubbiel se había desconectado unos minutos antes, con la excusa de la prueba del arma. Prueba que podía haber dirigido perfectamente desde el propio puerto espacial, junto con Luzbel y Anael. Anael no tenía pruebas contra ninguno de ellos, de momento.

En todo caso, una vez más, ¡malditos humanos!. Esta vez había estado realmente cerca. Cada vez eran más peligrosos. De nuevo, pensó que había hecho muy bien en Tierra Re0nstruida, cuando visitó las enormes cámaras subterráneas encontradas en el planeta. Recordaba la extraña sensación de bajar a las profundidades de aquellas catacumbas, donde habían descubierto una enorme mega-ciudad enterrada. El hallazgo era ya un hecho de conocimiento general entre toda la población, aunque el planeta solo lo poblasen Kustodi0s.

lTA1KOk.png


Lo que sí era un gran secreto, al menos de momento, era que se habían encontrado con que las ciudades estaban pobladas…¡por millones de Antiguos Humanos!. La tentación de esclavizarlos o interrogarlos había sido muy grande. Anael estuvo a punto de adoptar esa decisión.

uMThhp8.png


Pero finalmente había decidido sepultarlos bajo miles de millones de toneladas de silicatos que formaban la corteza terrestre en aquella zona, mediante una serie de cargas en explosivas en profundidad. Y harían lo mismo en Oberón Veraniego o Secuestro de Tritón, dos satélites en los que también se habían encontrado con megabúnkeres similares. En todos los casos la culpa sería de la inestable geomorfología y actividad sísmica de todos estos nuevos mundos-tumba. Un Kustodi0 no se podía fiar jamás de esos traidores humanos. Esta tarde había tenido una prueba más. Y, además, quería evitar que la {ResistenciA}se enterase de algo así y lo usase en sus propios intereses.

Aunque ahora era el momento de centrarse en la guerra, no en esas nimiedades…recordó un viejo refrán, que decidió gritar en voz alta. “No dejes que el árbol te impida ver el bosque”, aunque nadie podía oírlo, pues tenía desenchufado el [intercomunicador]. “Si te molesta, tala el árbol desde sus mismas raíces”, completó Anael con una frase de su propia "cosecha".

Y este árbol tenía un nombre: sidimati.


“¡Dóblate! Trabaja tú mismo la tierra.
Ahora nosotros somos el ritmo.
Ahora nosotros somos el ritmo.”
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Bueno, pues aunque haya tardado en publicar, esta parte es bastante larga y creo que ha quedado entretenida y completa. He intentado mostrar un poco la configuración de mi flota, mientras continuo con la narración. Como siempre, mañana actualizaré el pdf. Como siempre también, el audiolibro está en ivoox. El enlace directo es: https://www.ivoox.com/13-los-kustodi0s- ... 221_1.html

Por cierto, una muy mala costumbre que tengo es no mencionar las referencias de algunas citas o imágenes que incluyo, ya que como todo esto es, evidentemente, algo con un fin no comercial, me da pereza. Preguntad siempre que tengáis curiosidad por algo. Pero bueno, de la música del audiolibro, por ejemplo, intento hacerlo siempre.

En este caso, también diré que la imagen del masai-cyborg es de Rodrigo Galdino. No lo conocía de nada, pero busqué por google lo que tenía en mi propia cabeza y apareció eso, que se le acercaba bastante a mi idea previa.
Su web personal: https://www.artstation.com/artist/rodrigogaldino

Nada más, espero que os guste y, como siempre, agradezco mucho vuestros comentarios.

Un saludo.
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Muy buen capítulo y muy chulas las ilustraciones del tal Galdino.

Me alegro de que te gustase el capítulo. Entre esta noche y mañana jugaré para generar para la próxima parte....pero presupongo que va a ser movido...
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Bueno, pues ha costado un poco por diferentes motiv0s, pero aquí tenéis la segunda parte del capítulo 9. Tengo pendiente incluir en el pdf esta parte y la anterior.

Por cierto, los que seguís el AAR en formato audiolibro, ya lo tenéis disponible en ivoox.

He tardado un poco más por problemas de pérdida de calidad de los vídeos a la hora de multiplexarlos con el audio, por lo que he tenido que optar por una opción intermedia, metiendolos como una intro, normalmente de menos de un minuto. Si no os gusta, la podéis saltar. En todo caso, la idea inicial cuando los grabe no era incluirlos en esta parte...pero pronto sabréis por qué lo hice.

Un salud0.


Capítulo 9. No dejes que el árbol te impida ver el bosque.
Parte II. El Rey en el Norte.


“Hasta se sugirió que estos seres minúsculos,
con su más variada experiencia y su larga relación con el mal,
podían haber alcanzado ciertos grados de discernimiento
que las estrellas, esos ángeles caídos, no habían conocido.
¿No podían aquellas dos especies fundar juntas una gloriosa sociedad simbiótica,
y realizar así el deseado ideal, el pleno despertar del espíritu?”


(((¡¡¡N0!!!)))

Año 20.948, Gigante Rogerpen Rose, Mancha.

Gran Maestre Olas-Tapledon, Nadador Volátil del Vacío, Navegante de las Nubes Hélicas e Inspirador-Reclutador Oficial:
Adjunto trabajo a la presente comunicación. No obstante, se lo expondré de forma breve previamente a su propia evaluación. No acabo de entender exactamente el interés que puede despertar en nuestra Comunidad un episodio histórico tan lejano como éste, previo a la Desaparición, en la Pre-Historia de la constelación a la que llamaron Canis Venatici y que antes fue conocida como Los Gemelos, concretamente en nuestra galaxia-siamesa NGC5195. Cuando todo estaba poblado por los Palpables.

ualOM5t.jpg


Aunque ahora empiezo a percibir con nitidez en sus vibraciones cuánticas cuál fue la verdadera intención de asignarme específicamente a mí esta investigación como prueba final del Curso. Especialmente tras nuestro pequeño “debate” de hace algunos ciclos. Por eso es importante que le haga saber por anticipado que no creo que este episodio histórico tenga nada que ver con nuestra pequeña discusión.
Debo decirle también que es lo más triste, cruel y desesperanzador que he Visionado nunca, en mis ya varios cientos de Paleo-Inmersiones, pero creo que con este modesto informe preliminar, y a lo largo del siguiente Curso si así lo considera Usted adecuado, acabaré consiguiendo desmontar toda esa teoría que tiene sobre estos primitivos y su verdadera naturaleza.

Aspirante Celia-Etérea, Tercer Nivel.



a0jgGQL.jpg


“El Rey en el Norte” fue el poético nombre que la propaganda mediática Kustodia, controlada por el Patriarka Anael, propagó como una forma de exaltamiento patriótico por las [redes] durante toda la Kampaña bélica que abarcó la guerra contra la denominada Alianza del Norte, formada por los sidimati, los djomar, los humanos polymauthopas y los draconianos. Estos últimos demasiado alejados para poder participar directamente en el conflicto debido a un cierre de fronteras permanente del Fragmento, otro imperio de Palpables más antiguos, que ya habían Ascendido y Descendido una vez antes de todos estos acontecimientos.

IAZg9vK.png


Una guerra prefabricada a partir de una infundada acusación contra los humanos de Polymauthopía, aunque curiosamente los Kustodi0s no deseasen ni uno solo de sus planetas. Aún era pronto para eso, de momento Anael ya había obtenido parte de su venganza, como más tarde explicaré. Un ataque para el que ellos llevaban décadas preparándose, mientras que sus enemigos se dedicaban a practicar el pacifismo e investigar en robots, inteligencia artificial y cúpulas del paraíso. Una auténtica cruzada vendida como un paso más en el Camin0 del N0-Di0s, aunque en realidad se tratase de un intento de conquistar y esclavizar a todos los pacíficos hombres-árbol, los que se llamaban a sí mismos “Hijos del Bosque”, para encumbrar aún más a su líder e intentar quedarse, de paso, con todos los recursos de los Planetas Sidimati Soberanos, su verdadero objetivo, que ayudarían a alimentar a una cada vez mayor maquinaria de guerra.

UUY8iIH.png


Una batalla de la barbarie fanática frente a la democracia, el respeto mutuo y la libertad como forma de interrelación entre especies. El Bien contra el Mal, la Ciencia como concepto libre y universal contra el Misticismo como elemento de control social y exaltación de las clases, la Luz contra la Oscuridad, si se me permite incurrir en simplificaciones tan reduccionistas y no demasiado aceptadas en nuestra Comunidad. En esta historia, hay poco del “espiritualismo benigno” al que yo defiendo en mis disertaciones, Gran Maestre.
Una disputa, en definitiva, cuyo ganador se convertiría en el verdadero dominador de la zona oeste del anillo. Para Anael y su régimen PatriÁrquiko, era evidente quien iba a ser ese supuesto “Rey en el Norte”.

qgxgBVO.png


[Nota: las cifras pueden estar alteradas, puesto que los datos proceden directamente de las Cintas Kustodias recuperadas. Es bien sabido que a los Kustodi0s les gustaba “hinchar” las cifras de sus enemigos para ensalzar sus posibles méritos militares. Los draconianos no son contabilizados por no poder participar en el inicio de la guerra. Fin de la Nota.]

Los bandos iniciales tenían las fuerzas navales equilibradas en número total, con ligera ventaja de la Alianza democrática debido a su mayor desarrollo tecnológico según datos de la Red-Inter.Galáctica, pero la dictadura teocrática Kustodia del PatriarcA quería aprovechar sus ventajas. Por ejemplo, los djomar no habían podido llegar a desarrollar una “Arma-X” como el Emis0r de ARc0s, aunque dispusiesen de láseres gamma y blindajes de plastiacero.

DkpnprO.png


Pero el verdadero gran problema del Bien no era una cuestión de armas, sino que estaba dividido y con discrepancias internas entre sus diferentes miembros, lo que les había impedido constituir una auténtica federación. Sus flotas se encontraban dispersas por todo el mapa galáctico, separadas por varios años luz de distancia.

Por su parte, la gran ventaja del Mal era que, en principio, todo el Imperi0 remaba en la misma dirección. En la que marcase el PatriarkA, cada día más fuerte y afianzado en su Tron0. Cada día más dios que el propio N0-Di0s.

Dvs6SOy.png


En este punto, déjeme insistir una vez más, Gran Maestre, en que nada tienen que ver estos “seres” con los que yo defendía en la Sesión. Estos no son verdaderos creyentes ni místicos, solo unos “pobres diablos” más, infectados por esa Plaga de la Oscuridad que hemos visto asolar galaxias enteras. Por muy especiales que sean, no pueden ser considerados como lo que yo denomino “Hijos Pródigos espirituales”.
Para su plan de ataque, los Kustodi0s eligieron la colonia “Traidor Djomar” como centro de operaciones. Casi parecía un mal chiste, pero en realidad se trataba de una gran decisión estratégica, planificada por Anael varios años antes. Eso sí se lo reconozco. “…mantén más cerca a tus enemigos”, decía aquel viejo refrán.

Se trataba de un lugar muy bien situado en el mapa galáctico, un punto geoestratégico ubicado cerca del Páramo Traxis y a pocos hipersaltos del sistema de Regor, en territorio sidimati. Allí, los hombres-árbol llevaban meses con su débil flota estacionada, intentando defender sus fronteras, desde antes de que estallase la guerra. La idea de Anael y de sus asesores era simple: atacarles rápidamente en Regor para destruir toda su flota, muy inferior a la suya propia, desequilibrando la balanza de la guerra desde el principio. Cuando al fin llegasen las naves de los djomar y de La Polymauthopía humana de sus lejanos territorios, a sus vasallos sondrithanos ya les habría dado tiempo a llegar desde el sur para apoyarles. O, al menos, ese era el plan inicial.

B7pCy2i.png


Desde Traidor Djomar, partirían sus naves y ejércitos hacia territorio sidimati, con la ventaja añadida de que los Kustodi0s se podrían permitir incorporar los últimos adelantos mediante una rápida actualización de la flota justo antes de iniciar la guerra.

lZqn4b6.png


Anael también decidió proteger Seaetera y otros sistemas cercanos con grandes estaciones de defensa, aunque no le dio tiempo a completar del todo su plan de construcción. La idea era ralentizar aún más las flotas aliadas, dotándolas con módulos inhibidores de salto y arsenales de armas. Por aquel entonces, todavía no habían acabado de desarrollar las Fortalezas, los castillos espaciales defensivos más grandes de aquella época entre los imperios que no habían Ascendido y que se supone que adquirirían un gran valor militar poco tiempo después. Sería más adelante, en la miserable historia futura de toda esta galaxia.

WS4vQc5.png


De todas formas, no sería esa la única de las planificaciones previas del Patriarka que se vería frustrada. Por ejemplo, los sondrithanos en ningún momento participaron directamente en la guerra durante su mayor parte, ignorando e incumpliendo la orden legal conocida como “Punta de Lanza” y sus obligaciones como nación vasalla. No olvidemos que estos Palpables, estos bárbaros primitivos, conservaban tradiciones tan malvadas como la servidumbre. Puedo afirmar sin miedo a equivocarme que Anael les haría pagar cara su rebeldía, tarde o temprano…esta vez habían ido demasiado lejos. En mi opinión, las babosas los veían como la “cara mala” de su dual deidad emplumada y este fue un último intento de sabotaje, un desesperada tentativa de parar su expansión.

wn07Nkl.png


No obstante, a pesar del malestar esclavo existente en muchas colonias kustodias, hasta el momento la situación parecía controlada y las arcas del Imperi0 tenían una buena reserva económica y un amplio margen en el límite de flota para seguir fabricando naves en el puerto espacial del planeta Traidor Djomar, que tras ser construidas se irían incorporando progresivamente a la flota principal, compensando posibles pérdidas en las batallas.
Por otra parte, como los incautos djomar ni siquiera habían cerrado fronteras con ellos, confiados en el centenario pacto de no agresión mutuo que hasta el momento habían respetado ambos, los Kustodios aprovecharon para hacer espionaje durante todos los años previos a la declaración de guerra.

qV8IEn4.png


Debido a ello, sabían que los djomaro habían dividido sus naves en dos flotas, una de ellas aún más alejada del Páramo que la otra, vigilando las fronteras con el Fragmento Hadadeshi, que parecía algo menos “dormido” que de costumbre. En todo caso, el resto de miembros de la Alianza se encontraría a muchos saltos de distancia de la zona.

Sin embargo, tras el inicio del ataque, cuando toda la poderosa flota de “La Justicia del N0-Di0s” comandada por Dubbiel llegó por fin al sistema de Regor, se encontró con que allí no había enemigo alguno. La Flota-Corola de naves sidimatus había saltado al vecino sistema de Fangnaur. Como era previsible, los sidimati intentaban evitar un enfrentamiento directo que significaría para ellos una derrota segura, intentando ganar tiempo con la esperanza de que mientras tanto llegasen los refuerzos de sus aliados. Desde luego, era la opción más inteligente que podían adoptar.

LFS3uWd.png


La flota Kustodia saltó directamente a Fangnaur persiguiendo a unos sidimati que, al disponer de motores de hipersalto de nivel III, algo más rápidos que los que llevaban instaladas las naves kustodias, volvieron a “darles esquinazo” regresando de nuevo a Regor…y justo en ese momento es donde debemos ubicar esta Cinta Primera que le adjunto, Gran Maestre. La calidad no es la mejor dada su antigüedad.
Además, en la reproducción verá que realizo neurocapturas de imagen, que serán incluidas en este informe previo y/o en el Proyecto final que le entregaré a final del Curso. Tiene que entender que aún soy inexperta en el protocolo de re-traducciones procedurales y meta-redde-transcripción…y que era la segunda vez que hacía una Inmersión con las cintas Kustodias.

-------------------------------------------------------------------------------


oztqvwe.jpg



"Sabíamos que los Kustodi0s intentarían coger desprevenida a la Alianza, atacando por sorpresa desde el sector "Traidor djomar", sin dar tiempo a que las flotas moluscoides y polymauthópicas apoyasen a los indefensos sidimati. Cuando nos enteramos de que la Justicia del N0-Di0s se había quedado bloqueada entre dos puertos espaciales en el sistema de Regor(*), decidimos apoyar a nuestros amigos los hombres-árbol. Lo importante era debilitar a los Kustodios e intentar retrasarlos. ¡Y lo conseguimos!."

duXVC4E.png


Ernesto Estalinski, ex-soldado humano de las Hordas Penitentes y uno de los líderes del movimiento de la Resistencia entre los años 2.292 y 2.307. Abatido por el ejército de defensa Kustodi0 poco después de la revuelta humana en La Araña de Mercurio.
(*) Se entiende que aquí el líder revolucionario, que formaba parte de los humano “despertados”, habla del sistema Fangnaur, pero se mantuvo en el registro la errata. No sabemos si fue una equivocación propia o debida a la continua campaña de desinformación de las [redes] Kustodias adoptaban con respecto a las poblaciones humanas y al resto de especies subyugadas.
Por otra parte, no se han demostrado relaciones entre Polymauthopía y la colonia La Araña de Mercurio, pero parece sorprendente que fuese esta la primera colonia en rebelarse durante la guerra y que los humanos polymauthopas exigiesen su expresa liberación como una compensación de guerra. Quizás fue casualidad. Quizás no y, al final, Anael no estuviese tan equivocado respecto al ataque en el puerto-espacial de “Anael El Elegido” algunos años atrás y que había constituido la base del casus belli del conflicto. Probablemente nunca sabremos la verdad.
-------------------------------------------------------------------------------

En aquel momento de la guerra, lo cierto es que el malestar esclavo era patente por todo el Imperi0, pero el efecto real que tuvieron todas estas rebeliones y ataques terroristas sobre la economía Kustodia y, por tanto, sobre el desarrollo de la guerra, deben considerarse mínimas según mi propia opinión, Gran Maestre. Casi inapreciables motas de polvo entre los robustos engranajes del inmenso aparato bélico del Imperi0. Pero nadie puede negar que estos humanos lo intentaron con todas sus fuerzas, aunque tenían la certeza de que se dejarían la vida en ello. “Viviré y moriré en mi puesto”, ese era uno de sus eslóganes. Solo en la colonia de Araña de Mercurio consiguieron llegar a bloquear permanentemente la economía de la colonia.

sRUQ8Zt.png


Con eso también me quedo, Gran Maestre, con esa auténtica “Guardia” revolucionaria de humanos que se rebelaron contra aquel injusto sistema, esos héroes que intentaron ralentizar desde la distancia el avance de las tropas Kustodias atrapadas en el “Muro” de puertos espaciales sidimati, mientras el resto de aliados parecían no ponerse de acuerdo, ni coordinarse de la mejor manera.

4N7TmG2.png


Y no solo por los lejanos dragones del Kaleshi-fato, que intentaban cruzar por vez primera el revuelto mar de estrellas que eran los territorios Hadadeshi. Aunque estuviesen destinados a fracasar, tanto los dragones como el Muro. Y, por supuesto, también los humanos.

ix4Wdjs.jpg


Por su parte, El Patriarkad0 de Anael estaba experimentando avances importantes en diferentes campos, que permitirían un mayor desarrollo de todos sus planetas en los planos burocrático-institucional. El Mal sabe jugar muy bien con las cartas de las que dispone en cada momento.

L5gZWj7.png


Además, tal y como había previsto Anael, las numerosas colonias en los diferentes mundos-tumba del Oj0 se desarrollaban a muy buen ritmo, con un crecimiento exponencial malthusiano de la población, sostenido por la buena “despensa” de alimentos que el líder había establecido años antes de la guerra. Desde luego, la intervención Oscura de la Otra Dimensión, conocida por ellos mismos como el Advenimient0, cambiaría la Historia Hustodia y, con ella, la de toda la galaxia. Aquella guerra sería la primera prueba de ello.

e9A8mPV.png


No obstante, esta boyante situación económica no debería ocultar el tremendo error táctico de los Kustodi0s, que quedaron atrapados entre dos puertos, en “agua de nadie”, con la flota totalmente desorganizada, perdiendo cualquier tipo de formación previa y dejando escapar nuevamente a los sidimati. Aunque no se han conservado registros, se supone que el enfado de Anael con el almirante Dubbiel debió ser legendario, y sus gritos e insultos en sus Aposent0s de la cúspide de aquella gran T0rre debieron escucharse hasta en la lejana colonia de Caracol Ahumado, en el sur del Imperi0.

NrTqXuJ.png


Por otro lado, las naves djomar de la segunda flotilla habían cruzado ya las fronteras kustodias y se acercaban poco a poco al Páramo Traxis, aunque “se entretuvieron” por el camino, destruyendo estaciones mineras y un puesto fronterizo. Un movimiento incomprensible, Gran Maestre. Solo puedo suponer que sus ganas de venganza llegaron a cegarles de tal modo.
Como incomprensible fue que no movilizasen todas sus flotas desde el inicio, aunque esto tendría un motivo menos visceral que ya se ha dejado entrever en este trabajo…y que no tardaría en hacerse mucho más explícito.

fT2ykNb.png


Es este preciso instante en el que llegaríamos a los acontecimientos recogidos en la Cinta Segunda, de mayor duración e intensidad que la primera, que de nuevo le adjunto.

-------------------------------------------------------------------------------


F5riUUt.jpg



"La guerra es la última y la menos noble de todas las soluciones que se pueden adoptar ante los problemas y discrepancias entre seres racionales. El problema es que ser racional o inteligente y saber actuar como tal, son cosas diferentes...no es algo que todas las especies hayan podido comprender. No obstante, la esperanza es lo último que debemos perder en estos momentos."

4zutFEw.png


Capullo Frondoso, poeta y filósofo sidimati. Nacido en Belleza en el año 2.272. Probablemente asesinado durante los bombardeos e invasión kustodia del planeta Triunfo, en el año 2.311.
-------------------------------------------------------------------------------

Tras la batalla de Regor, en la que los Kustodi0s consiguieron atrapar a la flota sidimati mediante una “trampa de corbetas” (construidas en Traidor Djomar) que retrasó su huida hasta que La Justicia del N0-Di0s consiguió alcanzar y arrasar con todas las naves de los hombres-árbol, la guerra parecía decantarse ahora del lado Kustodi0. Esta estrategia de “captura” de flotas no fue ninguna innovación y los Kustodi0s la habían utilizado en varias guerras anteriores. Los sondrithanos, por ejemplo, podían dar fe de ello, ya que lo sufrieron en sus propias carnes durante su guerra de sometimiento, hacía ya muchas décadas.

Por su parte, los humanos de Polymauthopía no daban señales de apoyar a sus aliados en el conflicto, refugiados en Mireesh Maar y en el resto de sus lejanas colonias. El motivo de su abstención nunca quedó claro. Quizás fue una combinación de varios factores.
Por un lado, Ichika Sasaki había desaparecido misteriosamente del primer plano político tras fracasar en su intento de movilizar a los djomar para formar una federación. De hecho, la mujer humana había desaparecido totalmente. Debe saber, Gran Maestre, que he consultado fuentes que aseguran que fue raptada por agentes Kustodi0s junto con toda su familia y amigos, para después ser desplazada forzosamente al Coraz0n de Di0s, donde sería humillada y torturada hasta su muerte en la T0rre de Anael. Dicen que sus lamentos al presenciar los asesinatos de todos sus seres queridos molestaron tanto al líder Kustodi0 que acabó arrancándole la lengua a través de un corte en su garganta. Pero no existen verdaderos registros de todo ello, son más bien conjeturas basadas en leyendas orales y antiguas canciones. Su historia fue omitida por razones desconocidas y no se incluye en registros posteriores. Algunas de estas fábulas cuentan que su cadáver fue devorado en un festín de negros córvidos, otros que su cuerpo acabó en el Tanque de cría personal del Patriarka. Los cuentos más grotescos hablan incluso de que vagó por aquella T0rre el resto de la eternidad, como un alma solitaria y atormentada por los recuerdos, con su corazón tan endurecido como los materiales con los que se había fabricado aquella inmensa construcción que desafiaba las leyes de la física. Como un “trofeo” más entre los cientos que colgarían en las paredes de los Aposentos de aquel Patriarka.

bk1VFAI.jpg


Por otro lado, el nuevo Primer Ministro humano elegido tras la desaparición de Sasaki, llamado Nelson Page, pertenecía a una rama antimilitarista y ultrapacifista, que consideraba indeseable cualquier tipo de intervención militar, incluida la defensa propia. Fuese por el motivo que fuese, el resultado final fue que los polymauthopas se “lavaron las manos”, no quisieron saber nada de la guerra y no enviaron flotas ni ejércitos en ningún momento.

Dlp99LC.png


No obstante, algunos expertos creen que sus Mentes, los prototipos de Inteligencias Artificiales con las que se comunicaban a través de neuroimplantes, les debieron aconsejar su no participación en el conflicto. Es decir, fueron asesorados para que abandonasen a su suerte a sus amigos sidimati por máquinas con inteligencia Trans-Turing… a unos hombres-árbol que consideraban a los robots casi como iguales. ¡A unos sidimati que eran quienes habían creado aquellas mismas máquinas!.

Otros piensan que en lo más profundo de su ser humano polymauthopa estaba fuertemente arraigada la cobardía y la huida como solución a los problemas. Yo diría que en su alma, Usted replicaría que en sus Genes. Sabemos que no fue la primera vez que lo hicieron, en cualquier caso. No obstante, puedo entender perfectamente su…mied0. Que la Historia los juzgue a todos ellos como se merecen, no seré yo quien lo haga, tanto tiempo después.

¿Ves por qué esta historia es triste y desalentadora, Gran Maestre?¿Cómo el Bien fue aquí débil?. Y estos también eran humanos, como los rebeldes que daban su vida en la Araña de Mercurio o en cualquier otra colonia Kustodia. Los humanos libres no creían en dios alguno, tal y como está establecido legalmente en nuestra propia Comunidad. Sin embargo, los otros rebeldes, los que lucharon contra la Plaga, sí que creían, aunque en su egocentrismo pensasen que su deidad eran ellos mismos. ¡Qué ciegos y equivocados estaban!.

Continuando con la guerra, tras la victoria contra los hombres-árboles, los Kustodi0s no esperaron mucho para empezar los bombardeos nucleares desde la órbita de la colonia Sueño en Ciernes, con el previsible plan posterior de enviar en lanzaderas a sus ejércitos para fraguar el genocidio de millones de seres conscientes, algo que en aquellos tiempos se llamaba ocupación militar. Se convertiría, más bien, en una Pesadilla en Ciernes.

1UqmUhf.png


Desde luego, debido a los escudos protectores, aquellos enormes “muros” energéticos de tamaño planetario, los Kustodi0s vieron algo ralentizada la progresión de sus invasiones.
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
(continuación Cap. 9, parte II)

El Director General Nuvoll y el Consejo de Djo Feh’Mari, con la flota sidimati totalmente destruida y sin apoyo polymauthópico alguno, se resistían a enviar el resto de sus flotas abisales para apoyar a la segunda flotilla de Dussewal. En lo personal, Nuvoll siempre había sido ambicioso y quizás si hubiese dependido de él sí que lo hubiese hecho, pero su tendencia a una mentalidad-colmena le impedía tomar decisiones de forma autónoma. Cada paso que daba su imperio debía ser “discutido y acordado” previamente con los Grandes Filos, al contrario que el autócrata Anael, que podía tomar sus propias decisiones. Nunca se trató, por tanto, de un verdadero “choque de reyes”.

aqbM2CI.png


No obstante, era lógica esta cautela djomar, puesto que el Fragmento de Hadadeshi acababa de declarar la guerra a su aliado, el Kaleshifato, arrastrando a toda la Alianza con ellos. Los fanáticos militaristas Hadadeshi querían anexionarse Xaplonius, el sistema capital de los draconianos. Y el poder del Fragmento era abismalmente más grande, puesto que eran un imperio “caído”, como se conocía entonces a los que habían Descendido. Se puede decir que el “Gigante” dormido acababa de abrir un ojo y no le había gustado el ruido que había en el vecindario. Y el primero que andaba por allí cerca había pagado por todos. Quizás también por ese motivo Polymauthopía se mantenía totalmente “callada”, sin hacer ruido alguno, hasta entonces. Ahora la Alianza del Norte tendría dos guerras abiertas. Y no parecía que pudiesen ganar ninguna de ellas.

oElLme0.png


Sin embargo, de manera sorprendente, esta flotilla djomaro dispuso de aparente vía libre, pudiendo atacar y conquistar Hongo Remojado, el mundo oceánico donde los Kustodi0s habían obligado a vivir a millones de fungoratas para expandir sus fronteras. Las estadísticas de la R-I.G. seguían indicando que los djomar y Kustodi0s tenían un poder militar equivalente e incluso que la Alianza estaba ganando la guerra gracias a esta ocupación.

rVW7eDv.png


Parecía una pequeña victoria de los djomar, pero lo cierto es que al Imperi0 Kustodi0 no le importaban demasiado esas nuevas colonias del Páramo Traxis, mundos poblados solo de esclavos, todavía en crecimiento. Además, no tenían problema alguno en abandonar a su suerte a los que definían como Inferi0res. De hecho, esos varelviv serían mejor tratados durante su ocupación por la Alianza del Norte, que bajo el yugo Kustodi0, un día cualquiera de sus vidas. Además, las estaciones de defensa iban causando ciertas pérdidas y debilitando a la flota djomar, por lo que el plan de desgaste de Anael parecía haber generado cierto efecto.

En ese momento, Dussewal toma una decisión y se comunica con el Consejo. Y esta sería la última Cinta de la que disponemos de este período, Gran Maestre.
-------------------------------------------------------------------------------


PosC68E.jpg



"Grandes Filos del Consejo, la Historia Global del Saber nos juzgará por nuestras decisiones, más o menos acertadas. Nuestra estrategia inicial era intentar llegar lo antes posible a la zona de conflicto, aun teniendo nuestras naves separadas en varias flotas. Pero no pudimos llegar a tiempo para salvar a los sidimati. Al menos lo intentamos, no como otros que se hacen llamar amigos. Ahora tendremos que enfrentarnos a ellos en estas condiciones...aunque antes intentaremos hacerles el mayor daño posible en el Páramo Traxis. Pido al Consejo autorización para atacar el sistema de Evarym".

neKZ3UQ.png


Dussewal, Almirante de la segunda flotilla Abisal, héroe de guerra y militar djomar más condecorado. Año 2.307.
-------------------------------------------------------------------------------

Tras el fingido movimiento de invasión de Sueño en Ciernes y una vez que los djomar saltaron a Evarym, los Kustodi0s pusieron sus naves rumbo al encuentro de la flota djomar, retenida en la batalla contra las estaciones kustodias. No fue una batalla entre dos bandos, sino una masacre desigual en la que los djomar no pudieron hacer nada para evitar la derrota ante una flota Kustodia que los triplicaba en tamaño en ese momento. Los djomar tuvieron que realizar un salto de emergencia, pero en aquel momento Dussewal había perdido ya la mayor parte de sus naves…y la Guerra en el Norte.

En Evarym se produjo el golpe de gracia decisivo. Era el año 2.307, solo se llevaba un año de guerra y el conflicto tardaría aún muchos años en resolverse, concretamente hasta el año 2.320 según los Archivos Históricos, pero es aquí, en este justo momento, cuando considero que los Kustodi0s ganaron la guerra, Gran Maestre. Podemos ahorrarnos el sufrimiento de tener que relatarlo en detalle, pero debo hacer un escueto resumen para que vea que me he informado al respecto. Para que compruebe que su plan de torturarme innecesariamente con este trabajo no ha tenido éxito alguno.

x72REVx.jpg


A partir de ahí, la maquinaria bélica de Anael se dedicó primero a liberar su propia colonia de Hongo Remojado, para luego conquistar todos los planetas sidimati, previa destrucción de todos sus puertos espaciales y estaciones defensivas. Los SerAfines psiónicos Kustodios arrasaban con su poder cualquier ejército rival, sidimati o robótico, controlando rápidamente todas las ciudades importantes del planeta. No había piedad bajo el mando del General Mayor ChAmuel, El Escorpi0n. Creo que no vale la pena recrearse demasiado en estas escenas, puesto que poco fin didáctico pueden albergar, Gran Maestre.

geCoYYw.png


Los djomar siguieron contraatacando durante algún tiempo, con la segunda flotilla de Dusewall y ciertos refuerzos, llegando incluso a re-ocupar Hongo Remojado y conseguir invadir El Regalo, la colonia kustodia del sistema Evarym.

o5DNNAw.png


Pero, de nuevo, no era más que un espejismo. Solo pudieron hacerlo durante el tiempo que los Kustodi0s se lo permitieron, mientras estos se dedicaban a invadir totalmente los territorios sidimati, uno a uno, como la descontrolada Xylella fastidiosa hacía con el olivo en tiempos pasados, terminando por su capital, Sidimati Primus.

PRpRxRG.png


Los hombres-árbol fueron verdaderos mártires bajo la ocupación Kustodia, resistiendo hasta el final a pesar de los asesinatos masivos y los bombardeos indiscriminados contra la población civil, pero preferían eso que ceder ante las pretensiones de anexión del Imperi0 Kustodi0. Sabían que el menor de los males sería su esclavitud eterna. Muchos sospechaban que desmontarían a todos sus robots, en una purga fanática sin sentido.

osMhZBO.png


Una vez que cayeron todos los planetas sidimati, Dubbiel dirigió la Justicia del N0-Di0s hacia territorio djomar. El Consejo moluscoide pudo prestar poca resistencia. El poder Kustodi0 era ya inmensamente superior.

Ig0E0e0.jpg


El sufrimiento y la miseria de la Oscuridad se extendieron hacia el Norte. Todos los mundos djomar iban cayendo en manos de Anael, un goteo de hemolinfa constante, sin que las escaramuzas aliadas pudiesen retrasar un final que ya parecía estar escrito desde hacía tiempo.

HhOcvOU.png


Es cierto, que el Imperi0 sufrió pérdidas. Es cierto que incluso fue abatido en combate uno de los generales más importantes de todos los tiempos, ChAmuel, El Escorpion. No negaré la satisfacción que me produjo saber que su muerte se produjo por “fuego amigo”. Quien fuese ese humano de la Primera Horda Penitente, que consiguió terminar con uno de los mayores carniceros que ha conocido el universo, merecería todo un sistema solar con su nombre. Aunque nunca se supiese cuál era.

XmVzeUG.png


Y también es muy cierto que, al final, los nobles dragones del Kaleshifato consiguieron llegar a Poniente tras cruzar el tormentoso mar de los Hadadeshi, por vez primera en su historia.

5mVQAjS.png


Pero los draconianos llegaron muy mermados y, sin flotas amigas que los apoyasen, Tidarulek y los suyos fueron arrasados fácilmente por la flota Kustodia. Sus escudos-escamas eran penetrados como mantequilla por el emisor de arcos y los cañones cinéticos. El dragón malherido no pudo prestar tampoco batalla ante la Oscuridad.

5BBofoF.png


Ante el sufrimiento de sus compatriotas djomar, los sidimati llegaron a ofrecer tres de sus cuatro colonias a cambio de la paz, aun sabiendo el cruel destino que sufrirían todos aquellos que cayesen en manos kustodias. Pétalos de Plata, se me había olvidado comentarlo, había sido ejecutado durante los primeros días de la ocupación kustodia, condenado tras haber resistido hasta el final junto con sus últimos hombres en el Palacio Presidencial. Fue decapitado por el propio ChAmuel, en persona, y su tronco rodó sin vida delante de todo su conmocionado pueblo. Al menos nos queda el consuelo de saber que el Kustodi0 tendría sus días contados.

Frondas de Naranja, el presidente en funciones que le había sustituido, debió enfrentarse sin duda a una decisión difícil de tomar, ya que lo hombres-árbol respetaban la vida ajena tanto o más que la propia. La prueba de su nobleza fue que incluyó a su propio hogar, Sidimati Primus, como el primero de la lista.

uQXHRmc.png


Pero el Imperi0 Kustodi0 no conocía la clemencia y alargó la guerra hasta que los sidimati no tuvieron otro remedio que conceder su total rendición, postrándose ante el “Rey” Anael.

OJwVyvS.png


El Bosque había sido totalmente talado por los Kustodi0s…y sus Hijos servirían como entretenimiento y alimento para los Arkángeles Oscur0s. Los Kustodi0s decidieron inyectarles implantes subdérmicos a los sidimati, lo que les aumentarían artificialmente la felicidad. Así podrían devorarlos vivos, trozo a trozo, sin que el estrés empeorase el sabor de su “carne”. Es más, los sidimati les amenizaban las comidas con sus bromas, risas e historias. Les llamaban las “ensaladas bufonadas”.

WPg0Hju.jpg


¿No le parece, Gran Maestre, que la ciencia también puede causar mucho daño cuando se emplea de formas tan mezquinas como estos implantes? La culpa no es del culto ni del avance científico, es de quien lo practica o lo usa. Por eso no podré entender jamás a estos seres llamados Kustodi0s. Sus propios sufrimientos tras la Máscara, sus amputaciones genitales y esas alas que eran como cadenas de presidiario, esa Naturaleza Incompleta de la que Usted tanto habla en sus Sesiones, no pueden ni podrán nunca justificar su comportamiento. No cuando es evidente que disfrutaron tanto con lo que hacían.

Llegando ya al final de mi trabajo, tengo que añadir que, tras una guerra que había causado caos, destrucción y millones de muertes inocentes, todos los planetas sidimati pasarían a dominio Kustodi0. Anael era ya el Rey en el Norte, como había predicado en sus Serm0nes en los medios durante toda la Kampaña.

Su poder se expandiría también hacia el sur, con la más que segura integración de unos sondrithanos cuya participación en los últimos meses de la guerra había sido anecdótica y no había servido para aplacar la ira del Patriarka. Ahora ya disponía de la capacidad de influencia política necesaria para afrontar el proceso. Pronto, los días de La Cooperativa sondrithana también tocarían a su fin y todas las babosas de la galaxia se convertirían esclavos.

4qVn10c.png


La figura de Anael y su popularidad alcanzarían cotas inimaginales entre el pueblo Kustodi0.

(((¡Di0s!)))

¿Ehh?¿Qué estaba…? ¡Ah, Sí!…El PatriarkA era más PatriarkA que nunca. Más Rey que nuncA. Sin oposici0n, Su Imperi0 sería ya imparable. Ya no en el N0rte, sin0 en todo el anill0.

w9hxnoI.png


Es0 es tod0 lo que sabem0s fidedignamente sobre ell0s hasta ahora, aunque el resto de la Hist0ria seguramente haya sido tan épica y mem0rable que cambió el curs0 de la Hist0ria de todo el Cúmul0.
Como conclusi0n final le diré, que, buen0, es que…

(((¡Di0s!)))

Ehm….Gran Maestre, no hay en todo esto parábola. No veo mensaje, ni metáfora. Nada puedo aprender más allá de que la esperanza, la valentía o el altruismo son inútiles cuando te enfrentas al Mal y sus Fuerzas de la Oscuridad. Más allá de que el ser vivo es egoísta y lo demás solo una cortina de humo que esconde nuestra propia naturaleza. No es esto la Profundidad Espiritual existente en Los Palpables que yo defiendo, ni tampoco hay honor ni valor alguno en esta victoria. En todo eso no puedo estar de acuerdo con Usted y nunca lo estaré. Yo creo que solo es Maldad. Sin ninguna otra razón de ser, ni motivo que la justifique. Pura y simple Maldad. Aunque la causa fuese exógena, un ser debe ser responsable de sus actos.

Y aquí acabaría mi informe.


DgymkLM.jpg


- Disculpe que corrija una cosa que ha dicho, Aspirante Celia-Etérea. Aunque no disponemos del resto de Cintas posteriores para su uso, sí que sabemos por Simulaciones del Archivo buena parte del resto de la Historia de esa galaxia. Sabemos de las rebeliones de esclavos, del Dios-Emperador GusAno, sabemos de las Ascensiones y de los Descensos cíclicos, sabemos de la Guerra en el Paraís0 y sospechamos por los restos en los campos cuánticos de un evento tremendamente grande llamado La Última Cruzada. Tarde o temprano conseguiremos descontaminar todo el material, se lo aseguro.

- En primer lugar, no puedo asegurar ni siquiera que estas Cintas estuviesen realmente descontaminadas, Gran Maestre. En las últimas Inmersiones, he sentido vibraciones extrañas que no son cuánticamente compatibles con nuestro tiem...

(((¡n0!)))

- ¿Se encuentra bien, Aspirante Celia? He sentido como si su consciencia se desdoblase varias veces en el final de su exposición.

- Si, Gran Maestre. Han sido breves laps0s, no un desdoblamiento, no se preocupe. No estoy verdaderamente enferma, solo afectada profundamente por toda esta historia. A diferencia de los Kustodi0s, nosotros somos Empatas, no Telépatas. Es difícil mantenerse indiferente ante tanto dolor y sufrimiento. Por otra parte, continuando con mi respuesta, las Simulaciones no significan nada. Son menos que el Vacío, si me permite la expresión coloquial. Pueden no tener nada que ver con lo que en realidad ocurrió.


- Disculpe, Aspirante. ¿Qué esperaba? ¿Un edulcorado final en el que ese Bien del que tanto habla triunfase sobre la Oscuridad?¿Como en una de aquellas antiguas historias de entretenimiento, comerciales y carentes de valor científico alguno?.

- Gran Maestre, no es eso, ¿no lo ve?, ¿no percibe mis vibraciones?. Es como si otro ser continuase la obra no terminada de otro, no sé, por ejemplo debido a su inminente muerte o a una grave crisis de creatividad. O si por algún motivo que permanece oculto, se quisiese acelerar artificialmente su finalización. Como si la realidad de una palabra fuera sustituida por la imagen virtual de la misma. Imagínese que nunca llegase a conocerse el verdadero final de la historia tal y como fue concebida por el autor.

- Aspirante, ¿no le concede valor de verosimilitud alguno a reconstrucciones cuánticas de tipo beta y a meta-transcripciones, basadas en una serie de líneas históricas relativamente bien conocidas y documentadas por otras fuentes?. Le recuerdo que nuestra Comunidad basa su existencia precisamente en eso, en el Conocimiento Científico Profundo obtenido en Nuestras Inmersiones. Solo consideramos como verdad absoluta las matemáticas, los números...¿Ha sido su Formación deficiente?


- No es eso, Gran Maestre…me refiero a que nunca sería la misma. Por supuesto que la nueva obra puede llegar a tener valor en sí misma, incluso mayor…¡quién sabe! Pero jamás sería la misma. Sería la nueva. ¿Me entiende?

- Por supuesto que la entiendo, Aspirante.

- Pues a eso me refería, Gran Maestre.

- ¿Y cómo le hace sentir todo esto, Celia?.

- Me siento como una reina que ha perdido a todos sus Hijos y solo es capaz de llenar su vacío con una fiebre de ciega venganza, aunque fueron ese mismo tipo de conductas bajas y ruines las que causaron la propia muerte de mi prole…y las que me llevaron al trono. Y ya solo me queda esperar a que pongan fin a mi lamentable existencia… quizás unas manos que algún día me tocaron con amor. Como en un irónico bucle de oscuridad del que es imposible escapar. Me siento, me siento…

- Le repito la pregunta, Aspirante. ¿Cómo se siente…Usted?

- …como cuando un ocho infinito se rompe convirtiéndose en dos ceros, dos círculos que aún conservan toda su infinitud, pero que ya no pueden volver a unirse nunca, ni su nexo volver a ser el mismo. Como el Bien y el Mal, como los Kustodi0s y los humanos…

- Responda a la pregunta con sinceridad, sabe que la prueba no terminado. ¿Cómo se siente, Celia?.

- ¡¿Qué quiere que le diga, Gran Maestre?! ¡Incompleta!. ¿Es eso lo que quería oír, ¿verdad? ¡Haced conmigo lo que queráis! Me siento como toda esta historia que me ha obligado a compartir… me siento incompleta, incompleta, incompleta…

¡Inc0mpleta!

(((¡¡¡¡N00000000000000000000000000000000000!!!!)))

qBdaMww.jpg


[Nota final.
Nombre: Celia-Etérea.
Origen: Planeta G.R.R., antiguamente conocido como Júpiter.
Resultado: Rechazada para nivel IV.
Observaciones: Confirmados síntomas previos de infección en la Aspirante. Recomendable aislamiento. Misma prescripción para el archivo de Cintas Kustodias por tiempo indeterminado. ¡La Plaga no está controlada!.
Fin de la Nota]
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
PDf Completo: https://mega.nz/#!cz4CnKiA!Ir09CbI7nGNzFBEd7k3OE8OB_OLobgZhmG5Ug5oE4m4
Audio de la nota final: https://www.ivoox.com/15-los-kustodi0s-del-n0-di0s-nota-final-audios-mp3_rf_20319631_1.html

El otro Cero. Nota final del autor

14 de agosto de 2017
Tierra “Destruida-0-Reconstruida”.


En primer lugar, muchas gracias a todos por leer (o escuchar) este relato, este pequeño experimento literario que empezó como un juego… y con un juego, si me disculpáis el “juego” de palabras. No quería terminar el AAR sin una despedida y alguna explicación.

En la actualidad, todos somos bombardeados con información durante 24 horas al día. Parece difícil pararse un momento y leer más allá de unos pocos caracteres. Son tiempos de comunicaciones cortas, rápidas, en las que prima lo audiovisual, lo inminente…aunque eso no tiene por qué ser un impedimento para animarse a escribir, para intentar incorporar todo ello a la literatura. Para convertirlo en literatura. Para enriquecer el propio arte de escribir. Sin complejos. Por eso esta narración “bebe” de innumerables textos escritos, de todas las épocas y géneros, pero también de películas o series o juegos o canciones o cualquier “pedazo” de información que haya caído en mis manos. Sirva como homenaje a todo ello.
Por suerte, a diferencia de los seres humanos esclavos de la narración, aún tenemos libertad de información, con mayor o menor censura. Internet cambió todo eso hace tiempo. Llevo escribiendo desde siempre, como un hobby “secreto”, con mayor o menor continuidad en función del tiempo disponible o de la propia época de mi vida, pero podéis creerme cuando os digo que esto es lo primero que comparto con nadie desde la más tierna infancia. Y lo he compartido…con todos. Por ejemplo, el audiolibro tiene escuchas desde España, EEUU, varios países de Sudamérica y Centroamérica, Egipto, Portugal, Holanda...en menos de tres meses publicado. No me refiero al número de escuchas, que es muy reducido, sino a que esta historia la hayamos “compartido” todos juntos, casi en tiempo real.

Como decía, Internet lo ha cambiado todo, desde hace ya bastante tiempo. Particularmente no soy muy amigo de las redes sociales, lo reconozco. Pero tanto en el foro de Punta de Lanza como en el oficial del juego, me he encontrado con gente que me ha animado a continuar con esta pequeña aventura. Solo puedo agradecéroslo a todos. Diría que especialmente a los que comentáis, porque habéis puesto un esfuerzo y un tiempo extra de vuestras vidas. Porque vuestras palabras me han animado a continuar compartiendo las mías. Pero, en realidad, la verdad es que esto es “un gracias a todos”. Yo mismo soy a veces un poco “vago” a la hora de comentar o registrarme en foros.

O de poner referencias en mis propios textos. Es una “pelota” que le he pasado al lector…prefiero que él mismo investigue, indague y saque sus propias conclusiones. De hecho, mi idea inicial de publicarlo era por hacerlo totalmente interactivo, que aportaseis ideas, sensaciones, estrategias o que completaseis el texto con vuestros propios comentarios.

Afortunadamente, así ha sido. Y me habéis animado a repetir la experiencia.

En este “último” capítulo, al igual que en muchos otros, las referencias son tan obvias que puedo evitar mencionarlas. Pero me pareció una metáfora interesante para esa situación tan dramática, esa tragedia, que es que una obra literaria se quede a medias. Incompleta. Más allá de las implicaciones filosóficas, gnósticas, metafísicas o psicológicas sobre el propio ser humano, nuestra existencia y la realidad en la que vivimos que también intentase suscitar con él. Seré más claro: que un escritor vea como el final de su obra es sustituido, al menos de momento, por una serie de televisión. Una serie de una gran calidad, que mi comentario no os lleve a conclusiones equivocadas. Pero esa ha sido la situación, acabe como acabe. Lo audiovisual ha adelantado a lo escrito desde hace tiempo. Hayan sido los guionistas asesorados o no, hubiese ya más o menos separación previa entre el guión y los libros ya existentes.

En mi muchísimo más modesta situación, el juego que utilizo para “generar” esta historia recibirá próximamente una actualización importante, que no va a ser compatible con esta partida. Quizás podría seguir jugando sin actualizar, hacer copias de los mods que empleo y que en cascada se van a actualizar, haciéndose incompatibles… y continuar escribiendo. Pero se ha dado la casualidad de que la empresa Paradox, los desarrolladores del juego, van a incluir en un nuevo DLC, llamado “Synthetic Dawn”, un “story pack” en el que se proponen elementos argumentales similares a los que yo mismo intenté crear mediante modificaciones del juego base…y mucha imaginación. De hecho, ahora en el juego va a haber realmente unos Custodios mecánicos con sus propios eventos. Casualidades “serendípicas” que tiene la vida…o quizás es que también he infectado la web de Paradox con la Plaga del N0-Ni0s. En todo caso, todo esto es lógico porque es un juego aún en desarrollo y lo sabía cuando empecé con los Kustodi0s. Tampoco imaginaba cuanto tiempo se iba a extender la experiencia.

De nuevo, no os equivoquéis, no es una crítica negativa a la empresa. Todo lo contrario. No solo respecto a esta expansión en concreto, sino todo el controvertido tema de los DLCs. En el pasado, la publicación suponía, prácticamente, el contenido final de un videojuego. Ese era el fin, más allá de alguna versión de corrección esporádica o del dedicado trabajo de los modders. Actualmente los juegos tienen una “vida” más larga y reciben retroalimentación por parte de los jugadores. Y, en mi opinión, eso siempre es positivo para los que nos apasione ese juego en concreto que pronto se quedaba obsoleto. “¡Es un negocio!” me responderéis algunos, o “¡Lo mismo que la serie!” contestareis otros más. Y no lo niego. Al final todo es un negocio, los libros también. Pero sé que muchos entenderéis a que me refiero con todo ello.

He intentado también darle un final. Ofreceros algo que cierre el ciclo. No es el “verdadero” final de toda la historia que tengo en mi cabeza, ni mucho menos, no os voy a engañar. Aunque creo que en esta última parte (y a lo largo de toda la narración) doy varias “pinceladas” que os pueden ayudar a saber por “dónde van los tiros”. En todo caso, el verdadero final no lo marcaría solo yo, sino ese conjunto de algoritmos que os comentaba en la nota inicial. Esa aleatoriedad, ese caos, esas ecuaciones, ese código al que pongo voz y que, en realidad, es el núcleo más profundo sobre el que se sostiene el culto al N0-Di0s. Toda esa complicada red de interrelaciones de la que emerge el N0-Di0s. Esa bella ciclicidad e infinitud periódica del Cero, vuelta tras vuelta, que es sobre la que “gira” toda esta idea argumental. Ese no tener un principio ni un final, haciéndonos sentir al resto de limitados mortales como incompletos, aunque en realidad no lo estemos.

(((¿0 sí?)))

A lo largo de la Historia de la Humanidad, muchos han propuesto que el ser humano es espiritual por naturaleza. La religión fue impuesta durante muchos años en nuestra sociedad como un elemento de control de las masas, de hecho, hasta hace relativamente poco en mi propio país, España, no se me hubiese permitido hacer público un escrito así. Esas eran las circunstancias. Aún lo son en algunos lugares del mundo. Ahora, se puede decir que “en occidente” hemos ido abandonando a nuestros viejos dioses, parcialmente sustituidos por la ciencia o la tecnología. Quizás algún día incluso llegue a ser repudiada o perseguida, como en La Comunidad del relato. Quizás eso provoque, a su vez, una nueva radicalización del misticismo. Y el ciclo volverá a comenzar. Yo no me considero nada, pero si me tuviese que definir como algo, diría que soy agnóstico. Aunque lo que realmente pienso es que tiene que haber libertad, para creer o para no hacerlo. Puede que también por todo esto el relato se haya quedado para siempre sin finalizar…

(((¿0 n0?)))

Por último, y siento alargarme tanto, tengo que ser sincero en la despedida. Yo si terminaré de jugar esta partida con los Kustodi0s porque está realmente entretenida. Tiene pinta de que va a haber momentos épicos y no me los quiero perder. Pero escribir, al menos de la forma en que yo me he planteado este relato, va a otro ritmo mucho más lento que sería incompatible con lo que ya os he comentado. De hecho, he publicado muchas veces sin re-leer lo que escribía por no alargaros la espera.

Os adjuntaría el archivo con la partida, el último “savegame”, para que vosotros mismos la continuaseis, si tuvieseis el juego (sería una idea realmente interesante) pero utilizo muchos mods, algunos incluso míos o modificaciones mías de otros, y sería algo pesado explicarlo todo. Que no imposible…

Y, además, no quiero ser responsable de contagiaros aún más esta 0scura Plaga, por lo que será mejor que esas “Cintas Kustodias” no lleguen a existir nunca….



8=0+0
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Muy grande!! Ha sido un AAR memorable, gracias por el esfuerzo. :)

Gracias a ti también, nachinus, por tu apoyo y comentarios.

Estoy ahora con un nuevo proyecto de AAR, más enfocado a la ficción histórica. Es del Alea Jacta Est, juego de AGEOD que en su día distribuía Paradox y ahora Matrix/Slitherine. Lo estoy publicando en el foro punta de lanza. Te dejo el enlace, por si tienes interés:

http://www.puntadelanza.net/Foro/phpBB3/viewtopic.php?t=19354
 

nachinus

Homo ludens
Demi Moderator
65 Badges
Dec 27, 2002
6.506
1.231
  • Pillars of Eternity
  • Sword of the Stars
  • Victoria 2: A House Divided
  • Victoria 2: Heart of Darkness
  • Rome: Vae Victis
  • 200k Club
  • 500k Club
  • Cities: Skylines
  • Europa Universalis IV: Pre-order
  • Hearts of Iron II: Beta
  • Pride of Nations
  • Mount & Blade: Warband
  • Crusader Kings II: Way of Life
  • Semper Fi
  • Europa Universalis IV: Common Sense
  • Cities: Skylines - After Dark
  • Crusader Kings II: Conclave
  • Achtung Panzer
  • Europa Universalis IV: Mare Nostrum
  • Stellaris
  • Stellaris Sign-up
  • Tyranny: Archon Edition
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • BATTLETECH
  • Imperator: Rome - Magna Graecia
  • Europa Universalis IV: Art of War
  • Crusader Kings II: Charlemagne
  • Crusader Kings II: Legacy of Rome
  • Crusader Kings II: The Old Gods
  • Crusader Kings II: The Republic
  • Crusader Kings II: Sons of Abraham
  • Crusader Kings II: Sword of Islam
  • Deus Vult
  • East India Company
  • Europa Universalis III
  • Europa Universalis III Complete
  • Divine Wind
  • Europa Universalis IV
  • Crusader Kings II
  • Europa Universalis IV: Wealth of Nations
  • Europa Universalis IV: Call to arms event
  • For the Motherland
  • Hearts of Iron III
  • Hearts of Iron III: Their Finest Hour
  • Heir to the Throne
  • Europa Universalis III Complete
  • Europa Universalis III Complete
  • Europa Universalis IV: Res Publica
  • Victoria: Revolutions
Gracias a ti también, nachinus, por tu apoyo y comentarios.

Estoy ahora con un nuevo proyecto de AAR, más enfocado a la ficción histórica. Es del Alea Jacta Est, juego de AGEOD que en su día distribuía Paradox y ahora Matrix/Slitherine. Lo estoy publicando en el foro punta de lanza. Te dejo el enlace, por si tienes interés:

http://www.puntadelanza.net/Foro/phpBB3/viewtopic.php?t=19354

También tengo ese juego, aunque los de AGEOD no terminan de engancharme.
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Quizás sea un poco más difícil pillarles el punto al principio, pero luego son muy adictivos...y tienen mucha profundidad en el tema de gestión de ejércitos, suministros, etc. Yo soy novato aun, pero a quien le guste la historia militar y la estrategia, son imprescindibles y muy disfrutables.
 

8igualdos0s

Forum's Muad'Dib
17 Badges
Feb 11, 2015
452
253
  • Crusader Kings II
  • Imperator: Rome
  • Stellaris: Humanoids Species Pack
  • Crusader Kings III
  • Stellaris: Lithoids
  • Stellaris: Ancient Relics
  • Imperator: Rome Sign Up
  • Stellaris: Megacorp
  • Stellaris: Distant Stars
  • Stellaris: Apocalypse
  • Stellaris - Path to Destruction bundle
  • Stellaris: Leviathans Story Pack
  • Stellaris: Digital Anniversary Edition
  • Stellaris
  • Victoria 2
  • Stellaris: Synthetic Dawn
  • Crusader Kings II: The Old Gods
Mi problema es más bien con la concepción del motor de juego, los turnos WEGO por alguna razón nunca me han enganchado.

Ah, ok. Yo, por lo general, soy más de tiempo real pausable. Pero ya de ser por turnos, prefiero este WEGO que otros sistemas que he probado anteriormente.

Bueno, quizás entonces el AAR te pueda interesar menos...aunque espero darle un punto también de relato, por lo que aunque el juego no te tire tanto, quizás la historia si lo haga...